En el foco Geopolítica Europa

El nuevo éxito de Putin se llama Sputnik V

El nuevo éxito de Putin se llama Sputnik V
Fuente: Marco Verch (Flickr)

La vacuna rusa Sputnik V ha pasado de ser una de las más criticadas a una de las más prometedoras del mercado. Moscú ha promovido su difusión y producción en el exterior durante meses, y ahora espera estrechar lazos, mejorar su imagen internacional y sacar rédito económico y político. La Sputnik V se expande en Iberoamérica, Oriente Próximo y Asia, y pronto podría ser aprobada en la Unión Europea.

El pasado 2 de febrero, la prestigiosa revista The Lancet dio el visto bueno a los resultados de la vacuna rusa Sputnik V en fase 3, en la que habían participado casi 20.000 voluntarios. Los resultados fueron de un 91,6% de efectividad contra los síntomas de la covid-19, muy cerca de la vacuna de Pfizer-BioNTech, empresas estadounidense y alemana, pese a que la metodología para medir la efectividad de la vacuna rusa era menos favorable.

Tras la publicación de los resultados, muchos países se han apresurado a registrar la vacuna rusa. Rusia ha cerrado acuerdos para su distribución con países iberoamericanos como Argentina, Brasil, México, Bolivia o Venezuela, en su vecindario, en Oriente Próximo, en mercados asiáticos tan importantes como el de India e incluso con Hungría, miembro de la Unión Europea. Esto supone una victoria política, diplomática, científica y comercial con la que Rusia apenas podía soñar comienzos de 2020. 

Sputnik V: la vacuna efectiva más cuestionada

Rusia registró para uso interno la primera vacuna contra el coronavirus del mundo, bautizada Sputnik V, el 11 de agosto de 2020. La vacuna se desarrolló en el Centro de Investigaciones Epidemiológicas...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por solo 5€ al mes