En el foco Geopolítica Europa

El mar de Azov, el tercer frente de la guerra de Ucrania

El mar de Azov, el tercer frente de la guerra de Ucrania
El mar de Azov en un fragmento del Atlas Ruso de Gaspar Nantiat de 1806. Fuente: Wikimedia

El bloqueo ruso al estrecho de Kerch —por el que se accede al mar de Azov, cuyas aguas comparten Ucrania y Rusia— ha provocado un agravamiento de la crisis abierta en 2014 entre los dos países y ha convertido este pequeño mar en el tercer frente en el conflicto de Ucrania, además del Donbás y la península de Crimea.

El mar de Azov es un pequeño mar interior poco conocido para los no aficionados a la geografía. Su superficie es menor a la de Suiza y está casi cerrado, hasta el punto de que los romanos lo llamaban laguna y no mar. Un apéndice del mar Negro que baña las costas del sudeste de Ucrania, la península de Crimea y el Cáucaso ruso y que llevaba al menos desde la guerra de Crimea, a mediados del siglo XIX, sin despertar el interés de la comunidad internacional. Hasta ahora.

El pasado 25 de noviembre, en lo que ya se conoce como “el incidente del estrecho de Kerch”, tres buques de la Armada ucraniana fueron apresados por Rusia cuando intentaban cruzar desde el mar Negro hacia el mar de Azov y sus 24 tripulantes, detenidos y llevados a Moscú. Trataban de romper el bloqueo que Rusia ejerce en el estrecho gracias al nuevo puente que ha construido para conectar el territorio ruso con la anexionada Crimea. Ucrania protesta por la construcción del puente y la presencia del bloqueo, ambas violaciones claras de su soberanía; Rusia defiende que, en la medida en que Crimea es territorio ruso —según defiende—, las aguas del estrecho de Kerch pertenecen a Rusia, así como el derecho a construir un ...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año