En Centroamérica primero llega el huracán, luego la corrupción - El Orden Mundial - EOM
En el foco Economía y Desarrollo América Latina y el Caribe

En Centroamérica primero llega el huracán, luego la corrupción

En Centroamérica primero llega el huracán, luego la corrupción
Los huracanes Katia, Irma y José en septiembre de 2017. Fuente: Wikimedia

Dos poderosos huracanes, Eta e Iota, impactaron en Centroamérica el pasado noviembre causando una catástrofe humanitaria. Estos desastres naturales son inevitables, pero su impacto puede y debe ser mitigado por los Gobiernos. Sin embargo, décadas de corrupción y mal uso de los fondos internacionales han frenado el desarrollo de esta región, una de las más pobres y vulnerables a los fenómenos climáticos del mundo.

En apenas dos semanas en noviembre de 2020, Centroamérica fue azotada por los huracanes Eta e Iota, ambos de categoría 4. Los vientos huracanados vinieron acompañados de lluvias torrenciales que causaron inundaciones, hundimientos y deslizamientos de tierra. Los dos ciclones siguieron una trayectoria similar: tocaron tierra en la costa noreste de Nicaragua, siguieron su recorrido atravesando Honduras por la parte oeste del país y bordearon Guatemala y El Salvador antes de salir del istmo centroamericano cruzando Belice en dirección a Cuba y Florida. 

Las cuentas no salen 

Eta e Iota causaron 235 muertes, afectaron aproximadamente a seis millones de personas y desplazaron a más de medio millón. También provocaron graves daños en la infraestructura, destruyendo viviendas, carreteras y puentes, y arrasando grandes extensiones de tierras de cultivo y ganadería. El impacto más grave se produjo en la ciudad de San Pedro Sula, corazón industrial de Honduras, y en las zonas indígenas misquita y garífuna, especialmente castigadas por la pobreza. Se estima que en Honduras y Nicaragua, dos de los países más afectados, los daños ascienden hasta los 2.000 millones y más de 700 ...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por solo 5€ al mes