En el foco Economía y Desarrollo Asia-Pacífico

El boom de los coches eléctricos en China

El boom de los coches eléctricos en China
Fuente: Pxhere

En 2018, se vendieron más vehículos eléctricos en China que en el resto de países del mundo juntos. De hecho, ese mismo año, cinco de las diez mayores compañías productoras de estos vehículos fueron chinas —incluyendo el mayor productor de todos, BYD—, lo que refleja claramente el dominio chino de un sector que, sin embargo, sigue asociado en el imaginario social a empresas occidentales como Tesla o Renault-Nissan. ¿Qué hay detrás de esta apuesta china por los vehículos eléctricos?

China empezó a comercializar vehículos eléctricos ya en el siglo XX, en 1999, cuando comenzaron a distribuirse las primeras bicicletas eléctricas a pequeña escala. En aquel momento, el alto coste de los automóviles y la ausencia de restricciones a los coches de gasolina provocó que no se vendieran apenas. Habría que esperar hasta ya entrada la década de los 2000 para observar el surgimiento de los vehículos eléctricos chinos. En 2015, China incluyó los vehículos eléctricos como uno de los 10 puntos principales de su estrategia “Made in China 2025”, otorgando a este sector una relevancia enorme en el desarrollo del país. Para entonces, el Gobierno chino ya se había dado cuenta de los dos grandes problemas que provocaban los vehículos de combustión: la contaminación y la dependencia del combustible externo. 

La distribución geográfica de China advierte de la necesidad de un cambio en el modelo de transporte. Por un lado, el gigante asiático no dispone de yacimientos de recursos naturales suficientes para abastecer sus necesidades energéticas —más allá del carbón, que no se emplea como combustible de vehículos—. Por otro, cuenta con más de 100 ciudades con una población super...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año