La defecación al aire libre en el mundo - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Porcentaje de la población que no tiene acceso a un retrete

Cartografía Economía y Desarrollo Mundo

La defecación al aire libre en el mundo

Descripción del mapa

La defecación al aire libre es un problema mucho más serio de lo que parece, y a menudo recibe menos atención de la que debería. De hecho, en la actualidad hay más personas en el mundo con teléfono móvil que con un baño, o lo que es lo mismo: dos tercios de la población mundial no cuentan con un baño adecuado en su hogar. Cada persona produce de media al día cien gramos de heces y litro y medio de orina, un foco de virus, bacterias y parásitos que si no se elimina adecuadamente puede contaminar el suministro de agua potable y propagar enfermedades. Sin embargo, a menudo se piensa en grandes estrategias para erradicar la pobreza y mejorar la salud de las personas y se pasa por alto la construcción de baños.

La existencia de una red de saneamiento básico o mejorado, aquella que asegura una correcta separación entre los excrementos humanos y las personas, desde retretes y urinarios hasta alcantarillas y fosas sépticas, es esencial para la salud humana. Aun así, millones de personas que viven en países en desarrollo emigran del campo a urbes superpobladas como Karachi (Pakistán), Lagos (Nigeria) o Daca (Bangladés), donde la acumulación de desechos es peligrosa.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

La defecación al aire libre es una de las actividades más contaminantes del suelo y del agua en todo el mundo. Esta agua es frecuentemente la misma que luego se utiliza para beber, cocinar o limpiar en los países en vías de desarrollo. Las consecuencias son devastadoras: más de medio millón de menores de cinco años mueren cada año por enfermedades diarreicas debido a la falta de acceso al agua potable y condiciones de higiene básica. La mayoría de ellas son fácilmente evitables.

Más allá de la salud y la contaminación, la defecación al aire libre también supone una amenaza para la seguridad de las mujeres. La falta de inodoros obliga a la población femenina a tener que esperar hasta la noche para poder hacer sus necesidades con privacidad al aire libre, lo que las expone en mayor medida a ataques y abusos sexuales.

Baños para el desarrollo

El grueso de personas que practican la defecación al aire libre, según datos de 2017 de la Organización Mundial de la Salud, se concentran en África subsahariana y el sur de Asia. De hecho, en Benín, Níger, Chad y Eritrea más de la mitad de la población se ve obligada a hacerlo. Es, también, un problema que tiene más incidencia entre la población rural: en 2015, el 49% de las personas que vivían en el campo no tenía acceso a una red de saneamiento mejorado, mientras que en la ciudad la cifra descendía al 19%.

Artículos relacionados

Comentarios