Suscripción Geopolítica Asia Central

Un nuevo brindis entre líderes históricos

Un nuevo brindis entre líderes históricos
Vladímir Putin y Xi Jinping estrechan las manos. Fuente: Kremlin

Se acerca una nueva etapa histórica en la que Occidente está a punto de desaparecer como bloque unido. En cambio, la alianza estratégica entre Rusia y China parece cada vez más fuerte.

El pasado 9 de junio el G7 concluía en Quebec una de las cumbres más discordantes en la Historia de Occidente como bloque de socios con principios, valores e intereses comunes. Por su parte, los líderes de Rusia y China, Vladímir Putin y Xi Jinping, brindaban juntos en la cumbre de la Organización para la Cooperación de Shanghái, un foro de países asiáticos creado por China y al que asistieron líderes como el jefe de Estado iraní, el primer ministro indio o el presidente paquistaní. Esto constituía una clara señal de alerta para los tradicionales aliados occidentales y, sobre todo, para Donald Trump: mientras que la Administración estadounidense rompía con el pacto nuclear iraní, Rusia y China apostaban por colaborar con Irán pese a la amenaza de las sanciones.

Cuando el presidente estadounidense y el nuevo primer ministro italiano, Giuseppe Conte, reclamaban la necesidad de que Putin volviese a las reuniones con los aliados occidentales para “gestionar correctamente los asuntos mundiales” —Rusia fue expulsada del G8, ahora G7, tras su anexión de Crimea durante la crisis ucraniana en 2014—, Moscú dirigía su mirada hacia la otra punta del planeta y acariciaba cada vez más el sueñ...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año