¿Qué es la Nueva Ruta de la Seda china? - El Orden Mundial - EOM
EOM explica Geopolítica Asia-Pacífico

¿Qué es la Nueva Ruta de la Seda china?

¿Qué es la Nueva Ruta de la Seda china?
La ruta de la seda en el este de China. Fuente: lwtt93 (Flickr)

China ha lanzado la Nueva Ruta de la Seda, un gran proyecto con el que pretende ganar peso como potencia. ¿En qué consiste? Nos lo pregunta Marta a través del formulario de EOM explica.

La One Belt, One Road Initiative o BRI (Belt and Road Initiative), conocida en castellano como Nueva Ruta de la Seda, es un gran proyecto internacional lanzado por China en 2013. Esta iniciativa consiste en el establecimiento de dos rutas combinadas, una de infraestructuras terrestres y otra marítima, que mejorarían las conexiones chinas tanto en el continente asiático como hacia el exterior, dando a China más influencia económica y política a nivel mundial.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Para ampliar: “Mapa de la Nueva Ruta de la Seda china”, El Orden Mundial, 2018

Para el desarrollo de la ruta marítima, el Gobierno chino está llevando a cabo grandes inversiones en el sudeste asiático, el océano Índico, el este de África y algunos puntos de Europa. Las rutas terrestres conectan China con puertos de esas regiones, así como con otros países asiáticos y Europa a través de Asia Central. Una de ellas es la ruta ferroviaria entre la ciudad china de Yiwu y Madrid, de más de 13.000 kilómetros, la más larga del mundo. Dentro de la BRI, China ha financiado también la construcción de gasoductos y oleoductos en Rusia o Kazajistán. Además, el proyecto todavía está en fase de desarrollo y, aunque ya ha logrado un gran despliegue de infraestructuras, podría extenderse a otras regiones del mundo como América Latina, donde China está ganando influencia.

La ruta marítima está formada por una cadena de bases militares y puertos controlados por China, el llamado collar de perlas chino.

Con todo, la Nueva Ruta de la Seda no es solo un proyecto comercial, sino que se extiende a otros ámbitos de la política exterior. Un ejemplo de ello es la base militar que China ha establecido en Yibuti, en el cuerno de África, para controlar el estrecho de Bab al Mandeb, de gran importancia estratégica en la ruta marítima. La dimensión financiera también juega un papel fundamental, ya que las enormes inversiones de Pekín han generado una considerable deuda con China en muchos de los países participantes. Por último, el proyecto jugará un papel importante en la exportación de la cultura china a través de la cooperación cultural con otros países. En conclusión, aunque originalmente la Nueva Ruta de la Seda estuviese orientada a ganar influencia en Asia, el proyecto ha acabado adoptado una dimensión mucho mayor que está permitiendo a China reforzar su presencia en todo el mundo.

Para ampliar:“La Nueva Ruta de la Seda: iniciativa económica, ofensiva diplomática”, Sandra Ramos en El Orden Mundial, 2016

El Orden Mundial

Somos un grupo de jóvenes analistas especializados en distintas áreas de Relaciones Internacionales. Nuestro objetivo: comprender cómo funciona el mundo.

5 comentarios