El trabajo informal en el sector público y privado - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Gráfico del trabajo informal en el sector público y privado

Cartografía Economía y Desarrollo Mundo

El trabajo informal en el sector público y privado

Descripción del gráfico

El trabajo informal hace referencia a la actividad laboral que tiene lugar al margen del control tributario del Estado y de las normas recogidas en los convenios laborales y leyes de un país. Es, por tanto, un tipo de empleo que perjudica sobre todo al trabajador, que suele estar mal pagado y tiene unas condiciones laborales deficientes. Al no contar con un contrato de trabajo, como puede ser el caso de los vendedores ambulantes o las empleadas del hogar, los trabajadores informales no tienen ningún tipo de protección social ni estabilidad laboral, y situaciones como impagos, despidos repentinos o turnos maratonianos son muy comunes. Asimismo, el trabajo informal también afecta a las arcas del Estado, que deja de ingresar una cantidad importante de retenciones e impuestos asociados a la actividad laboral.

En cuanto a las zonas más afectadas, el trabajo informal es predominante en la mayoría de países de África subsahariana —en la República Democrática del Congo, por ejemplo, supone el 98,6% del total— y el sudeste asiático —94,7% en Bangladés—, aunque en América Latina y países como Bosnia y Herzegovina, Serbia y Mongolia también supone un problema importante. Los principales motivos son la precariedad de las redes de seguridad social y las condiciones laborales del empleo formal, en ocasiones peores —jornadas más largas y salarios más reducidos— que en el informal, según la Organización Internacional del Trabajo. El crecimiento demográfico y la urbanización elevada también empujan a más personas a la informalidad.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Más allá de la región, el tipo de empleador, esto es, público o privado, también afecta a los ratios de trabajo informal. En el sector público, sometido a un escrutinio y un cumplimiento de la legislación laboral mucho más estricto, prácticamente la totalidad de los trabajadores cuenta con algún tipo de contrato formal, independientemente de su duración, tal y como reflejan los datos de 2017 del Banco Mundial. En concreto, la base de datos Worldwide Bureaucracy Indicators bebe de trece millones de encuestas realizadas en hogares de 115 países distintos, lo que explica que en algunos países el porcentaje de trabajadores formales en el sector público no alcance el 100%. El desconocimiento por parte de los trabajadores encuestados de su situación laboral o, en efecto, por una irregularidad grave por parte de la Administración, pueden ser las causas de estas variaciones, especialmente pronunciadas en México o Guatemala.

No obstante, es el sector privado el que concentra más trabajadores sin contrato. En Europa, Portugal y Grecia son los países que acusan un porcentaje mayor, con el 5% y el 13% del empleo total, respectivamente, mientras que Chile —14%—, Sudáfrica —25%—, México —53%— y Guatemala —74%— dan de nuevo muestras de que algunas de las regiones más perjudicadas son África subsahariana y América Latina. En este último caso, a pesar de que se ha formalizado la situación de unos 39 millones de trabajadores en los últimos años, el 53% sigue en activo sin contrato alguno, lo que equivale a cerca de 140 millones de empleados en Latinoamérica y el Caribe.

¿Qué nivel educativo tienen los trabajadores del sector público y privado?

Artículos relacionados

Comentarios