titulos-rey-españa

Cartografía Geopolítica Mundo

Los títulos del rey de España

Descripción del mapa

Jerusalén, Hungría, Tierra Firme del Mar Océano, Indias Orientales o Croacia. Si un buen día el rey de España se lo propusiera, podría reclamar la soberanía de medio mundo. Aunque la mayor parte de la herencia dinástica española es hoy en día papel mojado, la Constitución Española de 1978 reconoce, en su artículo 56.2 y en referencia al Jefe de Estado, que “su título es el de Rey de España y podrá utilizar los demás que correspondan a la Corona”. Así, el rey de España puede ostentar el título corto o integrador ―“Rey o Reina de España”― o “los demás que correspondan a la Corona”, es decir, el conocido como título largo.

Este último título es, en realidad, una convención cultural. En su larga historia dinástica, la corona española ha ido sumando títulos a la lista del monarca hasta que en 1941 todos quedaron resumidos por última vez en el Almanaque de Gotha, una publicación anual que recogía la genealogía de las casas reales y la alta nobleza de Europa. Algo similar ocurre, por ejemplo, con los títulos de Isabel II, la monarca británica. Esta es la lista completa de las distinciones que incluye el título largo de la corona española:

  • Rey de España (y, dentro de esta, Castilla, León, Aragón, Navarra, Granada, Toledo, Valencia, Galicia, Mallorca, Sevilla, Córdoba, Murcia, Jaén, Algeciras e Islas Canarias), Los Algarves, Gibraltar, Córcega, Cerdeña, Dos Sicilias, Hungría, Croacia, Dalmacia, Jerusalén, Indias Orientales, Indias Occidentales e Islas y Tierra Firme del Mar Océano.
  • Duque de Borgoña, Bravante, Milán, Atenas, Neopatria, Limburgo, Lotaringia, Luxemburgo, Güeldres, Estiria, Carniola, Carintia y Wurtemberg.
  • Archiduque de Austria.
  • Conde de Flandes, Tirol, Rosellón, Cerdaña, Habsburgo, Artois, Hainaut, Namur, Gorizia, Ferrete, Kyburgo y Barcelona.
  • Señor de Salins, Malinas, La Marca Eslovena, Pordenone, Trípoli, Vizcaya y Molina.
  • Marqués de Oristán y Gocíano.
  • Landgrave de Alsacia.
  • Príncipe de Suabia.
  • Margrave del Sacro Imperio Romano y Burgau.
  • Emperador del Imperio Romano de Oriente.

De esta forma, el título largo se divide en tres tipos de reconocimientos: títulos históricos de soberanía, es decir, de territorios que pertenecen de iure a España, como Córdoba o León; títulos de pretensión, aquellos basados en razones políticas, como Gibraltar; y títulos pro memoria, en referencia a los territorios perdidos que algún día fueron administrados por la corona española, como las Indias Orientales o Milán. Muchos de ellos fueron acuñados por Carlos I de España y V de Alemania, el que fuera emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

El título largo del Almanaque de Gotha, sin embargo, no incluye el del Imperio Romano de Oriente. Aunque no se tiene constancia de que ningún monarca español hiciera uso en algún momento de los títulos imperiales bizantinos, lo cierto es que los Reyes Católicos se hicieron con ellos tras comprárselos a su último titular en 1502, Andrés Paleólogo, sobrino del último emperador bizantino Constantino XI.

4 comentarios

  1. Muy interesante el mapa. Sin embargo, resulta un poco chocante que aquí también ser utilice Carlos V de «Alemania», cuando ésta hasta el siglo XIX no existió. Era V del Sacro Imperio Romano Germánico, no de Alemania. Además, echo en falta un submapa con todos sus títulos dentro de España.

    Sin embargo, muy bien trabajo y mapa único. Felicidades

  2. Me congratula decirles que el último título que ostenta el rey Felipe es señor de Molina en referencia a la tenencia del señorío con capital en dicha localidad. Por cierto, todavía no ha pasado a la toma de posesión de su señorío por lo que no lo reconocemos hasta que su visita y toma de posesión no se efectúe. Saludos aunque algo escueto su artículo del cual debido a su prestigio esperaba más.

  3. Articulo para nostálgicos monárquicos.
    Qué os parece si le dejamos que en su tarjeta de visita los haga constar todos però desde el exilio, que es donde deberia estar después de devolver todo lo que no han robado estos últimos años (como mínimo)?

  4. Sin entrar a valorar sus ideas. Yo he entendido este artículo como de información histórica, no política