La tasa de divorcios en la OCDE - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Tasa de divorcios en países de la OCDE

Cartografía Política y Sociedad

La tasa de divorcios en la OCDE

Descripción del gráfico

A nivel global, el número de divorcios por cada mil personas casadas ha pasado de ser 2,6 en 1970 a 5,5 en 2008. En la Unión Europea, las separaciones por cada mil habitantes también se han disparado: si en 1965 eran 0,8, en 2017 ya eran 2. Mientras la tasa de divorcios se ha duplicaba, la de matrimonios seguía la dinámica inversa: se ha desplomado en un 50% en el mismo periodo en la UE. Parte de esa tendencia se debe a que varios países, como Italia, España, Irlanda o Malta, han legalizado el divorcio en tiempos relativamente recientes, pero también está muy relacionada con algunos cambios socioculturales que están transformando la forma en la que vivimos y, especialmente, en la que compartimos nuestro hogar.

El matrimonio cada vez genera más rechazo entre las nuevas generaciones, que prefieren optar por modelos de pareja y convivencia más flexibles. Aun así, en cuanto al crecimiento de la tasa de divorcios, también hay una serie de factores que hacen más propensas a las parejas de un determinado país a poner fin a su relación matrimonial: desarrollo económico, mujeres incorporadas al mercado laboral, altos niveles de educación y menor proporción de católicos. En los últimos años la tendencia se está revirtiendo, como en Estados Unidos o Reino Unido, fruto del descenso de los matrimonios y, aunque en menor medida, la precariedad económica. No obstante, el confinamiento al que dio lugar la pandemia está provocando un nuevo repunte de las separaciones, parecido a los que suelen seguir a los periodos vacacionales de Semana Santa, Navidad o verano.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

En el plano general, los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) de 2017 muestran importantes diferencias entre sus países miembros: Letonia y Lituania tienen las tasas más altas, con tres divorcios por cada mil habitantes. Durante la época soviética, estos Estados ofrecían jugosas ayudas a las personas que decidieran casarse, como ascensos o mejoras de vivienda, y con el cambio de sistema político el planteamiento se desmoronó y el matrimonio dejó de ser una opción tan atractiva. Asimismo, Estados Unidos y Dinamarca son otros países que también reflejan un gran número de divorcios. Por el contrario, los miembros de la OCDE con una fuerte presencia de la religión católica, como Polonia, Italia, México o Malta, presentan tasas de divorcios más reducidas, por debajo de las dos separaciones por cada mil habitantes.

¿A qué edad tienen las madres su primer hijo?

Artículos relacionados

Comentarios