El retraso en la transposición de directivas del mercado único europeo - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Retraso medio en la transposición de directivas europeas sobre el mercado único

Cartografía Política y Sociedad Europa

El retraso en la transposición de directivas del mercado único europeo

Descripción del gráfico

El mercado único europeo, uno de los logros más importantes de la Unión Europea, no fue construido de una sola pieza ni de una sola vez. En su lugar, son 1.059 las directivas sobre las que descansa, una construcción paulatina al más puro estilo Robert Schuman, el ministro de Asuntos Exteriores de Francia en el momento de la creación de la Comunidad Europea, quien dijo que “Europa no se hará de una vez ni en una obra de conjunto: se hará gracias a realizaciones concretas, que creen en primer lugar una solidaridad de hecho”.

Precisamente por esta razón es vital que los Estados miembros se mantengan al día en la transposición —incorporación al marco legislativo nacional— de las múltiples directivas para que el mercado único europeo funcione sin desequilibrios. De hecho, las directivas pretenden fijar objetivos comunes a los que las capitales deben llegar siguiendo su propia hoja de ruta, por lo que es imprescindible que cada país especifique mediante una ley cómo va a hacerlo.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

En este sentido, tal y como muestran los datos del Single Market Scoreboard, el tiempo medio que tardan los países miembros de la UE en transponer cada directiva relacionada con el mercado único es de 11,5 meses, justo al límite, ya que el plazo máximo concedido por Bruselas es de un año. En caso de que una capital sobrepase ese límite, Bruselas considera que se está incurriendo en un retraso que, de no ser solucionado, puede acabar en el Tribunal de Justicia de la UE. Lo mismo ocurre en el caso de que el Gobierno de turno incumpla los objetivos fijados por la Comisión o no se encuentre en el camino correcto para hacerlo en el futuro, así como que no comunique correctamente la transposición de una directiva concreta.

Por ello, Dinamarca, el país que más retraso acumula de media (32,2 meses por directiva), se expone a una batalla legal iniciada por la Comisión Europea, al igual que Hungría (21,7), Malta (18,1), o Irlanda (17,2). Precisamente, Dinamarca e Irlanda aún tienen pendiente transponer la Directiva 2012/34/E relativa al espacio ferroviario único europeo, es decir, la apertura del mercado de los servicios nacionales de transporte de viajeros por ferrocarril y a la gobernanza de la infraestructura ferroviaria. Ambas llevan un retraso de cuatro años y medio ya y, en el caso del Gobierno danés, es la única que tiene pendiente.

¿Cuántas directivas europeas sobre el mercado único están pendientes de transponer?

El récord, no obstante, lo tiene Hungría, que acumula un retraso de seis años con la Directiva 2014/51/EUR, relacionada con las competencias de la Autoridad Europea de Supervisión, cuya función es contribuir y velar por la sostenibilidad del sistema financiero. En el extremo opuesto se sitúan Croacia, Finlandia y Bulgaria, que tardan menos de seis meses en incorporar cada directiva.

Los datos demuestran que la velocidad en asumir la legislación europea es una cuestión de voluntad. A priori, podría considerarse que la fecha de adhesión a la Unión Europea podría incidir —cuanto más reciente, más engrasado debería estar el sistema para adaptar las normas nacionales—, pero la cifra de Hungría apunta más hacia la actitud de confrontación de su primer ministro, Viktor Orbán.

Las infracciones pendientes del mercado único europeo

Artículos relacionados

Comentarios