¿Cuánto cuesta una botella de vino en el mundo? - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Precio de una botella de vino en distintos países del mundo en dólares

Cartografía Economía y Desarrollo

¿Cuánto cuesta una botella de vino en el mundo?

Descripción del gráfico

El precio del vino está lejos de ser homogéneo en todo el planeta. La regulación del mercado, los impuestos al alcohol y el papel que ocupa el país en el flujo internacional afectan directamente al precio que tienen de media los caldos en su territorio. Así, no es de extrañar que Chile, Hungría y Sudáfrica, tres de los seis mayores exportadores de vino del mundo, sean los países donde esta bebida tiene un precio más asequible (5,3, 4,1 y 3,3 dólares por botella, respectivamente). Son datos de la Organización Mundial de la Salud de 2016.

Por su parte, Indonesia (23,1 $) y Catar (20,8 $) son los territorios en los que el vino es más caro. Ambos son casos en los que el consumo de alcohol está fuertemente restringido y a menudo, ante la mayoría musulmana del país ―el islam prohíbe el alcohol, queda incluso reservado para extranjeros. Noruega también es otro de los países en los que el precio del vino es casi prohibitivo (16,3$ por 750ml). No en vano, se trata de uno de los países que aplican un mayor tipo impositivo al alcohol ―10 céntimos por cada punto porcentual de alcohol y litro― y donde incluso la venta de bebidas que superen el 4,7% de graduación está prohibida en los supermercados y tiendas ordinarias.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Por su parte, China y Estados Unidos también presentan precios por encima de la media. Ambos son importadores netos de vino, especialmente europeo: el 40% de todo el vino consumido en Estados Unidos procede de otro país, y más de la mitad de esas importaciones de Francia, mientras que China ha multiplicado por seis sus importaciones de vino de la Unión Europea desde 2007 y ya se ha convertido en el segundo destino más importante de la producción comunitaria.

Precisamente, el vino es uno de los productos más importantes para la Unión Europea, tanto por su volumen comercial como por su significado cultural. De hecho, la UE acapara el 65% de la producción mundial, el 60% del consumo y el 70% de las exportaciones. Gran culpa de ese éxito la tiene el sistema de indicaciones geográficas, que ha conseguido mejorar la calidad del vino europeo y disparar su popularidad en el mercado exterior. Paradójicamente, desde 2001 la UE ha perdido más de medio millón de viñedos para dar a paso a explotaciones más productivas y plantaciones autóctonas. Desde entonces, ha triplicado el valor de sus exportaciones de vino.

Los grandes exportadores e importadores de vino

Artículos relacionados

Comentarios