Así ve el mundo árabe su situación política y económica - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Opinión del mundo árabe de su situación política

Cartografía Política y Sociedad Oriente Próximo y Magreb

Así ve el mundo árabe su situación política y económica

Descripción del gráfico

El mundo árabe es un espacio diverso y plural ubicado entre Asia y África y repartido en 18 Estados con amplio reconocimiento internacional, además de Palestina y Sáhara Occidental. A estos habría que sumarles importantes minorías en otros países como Israel o Irán. Así, el mundo árabe tiene una gran diversidad no solo cultural, sino también política y económica.

Los ciudadanos de estos países y territorios tienen diferentes percepciones sobre sus situaciones sociales y políticas, con grandes diferencias entre regiones, pero también entre países fronterizos. Y es que la percepción, en tanto que es algo subjetivo, está a expensas de cómo ve las cosas la población. Además, el análisis de estas dos variables es fundamental, y están estrechamente relacionadas con las revoluciones y protestas de 2011 —las primaveras árabes—, de 2020 en Sudán y Argelia, y las recurrentes protestas en Líbano o Egipto.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

En el plano político, las monarquías absolutas del golfo Pérsico gozan de la mejor percepción por parte de sus ciudadanos pese a la falta de derechos políticos y libertades individuales, con la excepción semidemocrática de Kuwait, con países como Arabia Saudí o Catar, donde más de dos tercios de la población consideran que la situación política es muy buena.

En el punto opuesto se encuentra el resto del Máshrek, donde en países como Líbano e Irak menos de un 10% de la población tiene una visión positiva de la situación política, y en torno a un 60% considera que la situación política es muy mala.

Opinión de la situación económica en países del mundo árabe

Esta situación política del mundo árabe es un reflejo de las diversas situaciones económicas que experimentan los diferentes Estados. Los ciudadanos árabes que mejor perciben la situación económica de sus países son, por lo general, los que también mejor perciben la situación política.

Los ricos países petrolíferos y gasíferos del golfo Pérsico tienen la mejor visión económica, pese a las oscilaciones de los precios de los hidrocarburos. No obstante, solo los nacionales y una élite de trabajadores extranjeros muy cualificados tienen unas cómodas condiciones económicas, con una amplia clase de trabajadores poco cualificados viviendo en malas condiciones.

Cuando los inmigrantes son mayoría: los Emiratos Árabes Unidos

En el lado opuesto se encuentra Líbano, que atraviesa una mala situación económica y con unas condiciones que no han mejorado demasiado desde la guerra civil. Además, su estructura política ha perpetuado la inestabilidad y la debilidad de los Gobiernos. La corrupción llevó a una inmensa explosión en el puerto de Beirut en 2020 que bloqueó la economía del país y que ha dejado la reconstrucción libanesa en manos de potencias extranjeras.

La reciente revolución sudanesa también parte de unas mediocres situaciones políticas y económicas. Y si bien la revolución tuvo éxito inicial por el apoyo del ejército, el consejo encargado de la transición, precisamente dominado por los militares, ha limitado los avances políticos y no han beneficiado a la economía.

En Túnez los avances políticos fueron inmensos desde la revolución de 2011, que acabó con una dictadura e hizo del país una democracia. No obstante, la perspectiva de sus habitantes es negativa sobre su situación política, y también económica. Y es que la democracia ha traído una discusión política que no se producía en el Túnez dictatorial, y el turismo que dinamizaba su economía se resintió durante la transición democrática y aún no se ha recuperado. Esto ha llevado a la actual crisis constitucional tunecina.

El mapa del índice de democracia

Comentarios