El mapa físico de México - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Mapa físico de México

Cartografía Geopolítica América del Norte

El mapa físico de México

Descripción del mapa

El mapa físico de México cubre una superficie de casi dos millones de kilómetros cuadrados, situado en la transición entre América del Norte y Central. Está compuesto por un cuerpo principal y dos grandes penínsulas opuestas, la de Yucatán al sureste y de de Baja California al noroeste.

Con la excepción de las llanuras costeras y de la península del Yucatán, México es un país muy montañoso. Tal es así que el 85% del país está conformado por montañas y mesetas, lo que le otorga una elevada altitud media pese a estar volcado a dos océanos, el Pacífico al oeste y el Atlántico, a través del Caribe y el golfo de México, al este. Entre estas mesetas escalonadas se encuentra el Bolsón de Mapimí, un gran área endorreica cuyas aguas forman numerosas lagunas saladas.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Paralelas a las costas discurren las Sierras Madres: la Occidental, la Oriental, la del Sur y la de Chiapas. En el espacio comprendido entre las tres primeras se encuentra la gran altiplanicie mexicana, con una altitud media superior a los 1.500 metros, que en realidad es la consecución de varias mesetas escalonadas desde la frontera con Estados Unidos hasta el corazón del país.

En el estado de Chiapas se repite esta estructura en pequeño, con su propia Sierra Madre al sur, la sierra de Chiapas al norte y una meseta central entre ambas. De manera más amplia se trata de la parte septentrional de la cordillera centroamericana. Entre el bloque elevado de Chiapas y el de México se encuentra el istmo de Tehuantepec, límite geológico de América Central.

El mapa físico de América del Norte

Dentro del mapa físico de México destaca el eje neovolcánico, que une la Sierra Madre Occidental con la Oriental en torno al paralelo 19 mediante una cadena de grandes volcanes, entre los que se encuentran los grandes picos del país, como el Pico de Orizaba o Citlaltépetl con 5.636 m, el más alto de México; el Popocatépetl; el Iztaccíhuatl; el Nevado de Toluca o Xinentécatl; La Malinche o el Cofre de Perote; o Nauhcampatépetl, todos ellos volcanes por encima de los 4.000 metros de altitud.

El origen de esta actividad volcánica está en la tectónica de placas, encontrándose casi todo México sobre la placa norteamericana, en cuya parte meridional, coincidiendo con el sur de México, subduce la placa de Cocos, parte del cinturón de fuego del Pacífico, dando origen al intrincado relieve mexicano. La península de Baja California se encuentra sobre la placa del Pacífico, cuyo movimiento de fricción va desplazando la península poco a poco hacia el noroeste, lo que ha dado lugar al mar de Cortés o golfo de California, por el que transcurre la falla tectónica.

El mapa político de México

Respecto a la hidrografía, la posición periférica del relieve y las elevadas altitudes hacen que la mayoría de los ríos sean cortos y rápidos. El río más largo del país es el río Bravo o río Grande, que hace frontera con el estado estadounidense de Texas. Le siguen el río Grande de Santiago-Lerma y el río Balsas, ambos en la vertiente pacífica. Sin embargo, más largos no significa más caudalosos; los ríos meridionales de Usumacinta y Grijalva, ubicados entre las selvas del sur del país, son los más caudalosos pese a ser relativamente cortos. En el Yucatán no existen ríos superficiales, pero si una compleja red de ríos subterráneos y cuevas inundadas que son accesibles desde la superficie a través de los cenotes.

Comentarios