Mapa físico de América del Norte

Cartografía Geopolítica América del Norte

El mapa físico de América del Norte

Descripción del mapa

El mapa físico de América del Norte es diferente al de América del Sur en términos geológicos al situarse sobre una placa tectónica distinta, por lo que frecuentemente se consideran dos continentes independientes en términos geológicos. Su límite queda establecido por los océanos Pacífico, Ártico y Atlántico, y al sur por el mar Caribe y el canal de Panamá, aunque a veces se utiliza también el tapón de Darién, en la frontera entre Panamá y Colombia. 

América del Norte está dividida en dos mitades, la oriental antigua y la occidental joven. La parte oriental es el origen del subcontinente norteamericano, mucho más antigua, erosionada y llana, con el inmenso escudo canadiense o Laurentino como núcleo —que va desde Groenlandia a los Grandes Lagos y desde el Atlántico a las Rocosas—. 

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

En esta región oriental la única gran cordillera son los Apalaches, que son resultado del plegamiento de tierra que se dio para formar el gran continente Pangea hace 175 millones de años. Aún así, los montes Apalaches son montañas muy erosionadas de escasa altitud, dando lugar a un relieve muy característico denominado relieve apalachense.

La mitad oriental es mucho más joven y abrupta, formada por grandes montañas y mesetas, como las montañas Rocosas, el altiplano mexicano o la cordillera centroamericana. El relieve de esta parte está dominado por la subducción de la placa del Pacífico bajo la norteamericana, que ha dado como resultado una intensa actividad sísmica y vulcanismo, origen de las elevaciones. Casi todas las grandes montañas se encuentran en esta mitad occidental, y gran parte de ellas son volcanes, como el Pico de Orizaba, el Popocatépetl, el Iztaccíhuatl, el Nevado de Toluca o el monte Santa Helena.

Las placas tectónicas del mundo

Recientemente —en escala geológica—, gran parte de América del Norte se vio afectada por el glaciarismo, que ha dejado un relieve glaciar en todo el norte del continente. Son numerosos los circos y valles glaciares, así como los fiordos, especialmente en el escudo canadiense y en el groenlandés. El peso del escudo de hielo que cubrió gran parte de América del Norte durante las últimas glaciaciones hundió por su propio peso el suelo, y el resultado ha sido un mapa físico lleno de lagos. De este escudo de hielo aún sobrevive una parte importante en Groenlandia.

Las morrenas glaciares en el límite sur del escudo de hielo formaron los Grandes Lagos, que modificaron la red hídrica norteamericana. A partir de ellos nació el río San Lorenzo, asentado sobre una antigua falla. También delimitaron la cuenca del Misisipi, la mayor de América del Norte, que se asienta sobre un antiguo mar que cruzaba de norte a sur la región, colmatado por los sedimentos de los Apalaches y las Rocosas.

El mapa político de América del Norte

Comentarios