El mapa de la edad mínima para votar en el mundo - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Mapa de la edad mínima para votar en el mundo

Cartografía Política y Sociedad Mundo

El mapa de la edad mínima para votar en el mundo

Descripción del mapa

¿A partir de qué edad se debería poder votar en las elecciones? ¿Cuándo puede considerarse a una persona lo suficientemente madura para tomar decisiones responsables producto de la voluntad propia y no de influencias externas? ¿Qué hito debería marcar ese límite: la mayoría de edad, la edad para trabajar, el fin de la educación obligatoria, el matrimonio…?

No hay una única respuesta, tal y como demuestran los datos del ACE Electoral Knowledge Network. En Brasil, por ejemplo, se puede votar en las elecciones nacionales a partir de los 16 años, mientras que en los Emiratos Árabes Unidos los ciudadanos deben esperar hasta los 25 años. La mayoría de países, no obstante, optan por los 18.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

En realidad, antes de la Segunda Guerra Mundial la edad mínima para votar era de 21 años o más en todos los países, con la excepción de la República Sudafricana, que en 1890 la fijó en los 16 años —para la población blanca, ya que la población negra estuvo excluida hasta 1994—. Después de la contienda, el primer país que decidió bajar el límite para participar en las elecciones nacionales fue Checoslovaquia, que en 1946 lo redujo a 20 años. En 1968 un total de 17 países habían reducido la edad exigida.

Pero fue en las décadas de los sesenta y setenta cuando la mayoría de los Estados occidentales comenzaron a construir un consenso sobre los 18 años: Reino Unido fue el primero en establecer ese mínimo en 1969, al que pronto se unieron Estados Unidos (1971), Canadá (1972), Alemania Occidental (1972), Australia (1974) o Francia (1974). Para finales del siglo XX, los 18 años se habían convertido en la edad más referenciada en las leyes de todo el mundo para poder votar. Si esa era la edad a partir de la cual los hombres podían ser reclutados para la guerra, también debía ser la edad que marcara el inicio de la participación democrática.

El mapa del voto obligatorio en el mundo

La reducción fue incluso a más en algunas partes del mundo a partir del año 2000, siendo los 16 años la edad elegida en la mayoría de casos. Brasil, por ejemplo, fijó ese mínimo en la Constitución de 1988, aplicándolo por primera vez en las elecciones presidenciales de 1989. Colombia, Nicaragua, Cuba, Argentina, Austria y las islas de Guernsey, Jersey y Man, las tres dependientes de la Corona británica, también lo hicieron en los siguientes años.

Sin embargo, fijar la edad mínima para votar en los 16 años es un debate no exento de polémica. Entre los principales argumentos en contra figuran las acusaciones de que es una edad en la que los jóvenes son aún muy vulnerables, su voto puede comprarse fácilmente, no poseen los conocimientos necesarios para realizar una elección fundada y aún no han experimentado cuestiones tan importantes en la política como el empleo, los impuestos a los ingresos o la propiedad.

Así se elige al jefe de Gobierno en los distintos países del mundo

A su favor, la relajación de la edad mínima para votar puede servir para involucrar a los jóvenes en la vida democrática y, al hacerles ver que su opinión y sus necesidades también cuentan, pueden estar más comprometidos con la actualidad política en el futuro.

Aunque a nivel nacional solo existen nueve territorios que permiten el voto a partir de los 16 años, a nivel local sí que hay más ejemplos: en Alemania, los adolescentes de Bremen pueden votar en las elecciones locales y regionales desde 2011, al igual que los escoceses en las elecciones al Parlamento de su nación. Además, en Bosnia, Eslovenia y Croacia los menores pueden votar si tienen trabajo y en Hungría e Indonesia si están casados.

La evolución del desempleo juvenil en la UE

Artículos relacionados

Comentarios