Cartografía Geopolítica Asia Central Europa

La descomposición de la URSS

Descripción del mapa

Entre los años 1990 y 1991, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), desapareció. En su lugar surgieron quince repúblicas, de las que solo una, Rusia, es considerada su sucesora legal. La mayoría de ellas sigue hoy bajo la órbita de Moscú, y solo las repúblicas bálticas han acabado ingresando en la OTAN y la Unión Europea.

La descomposición de la URSS fue un proceso complicado a raíz de la Perestroika y la Glásnost llevadas a cabo por Gorbachov. Buena parte de las repúblicas nacientes vivieron enormes crisis económicas, políticas y sociales como consecuencia de la transición de un sistema socialista a uno capitalista.

3 comentarios

  1. Porqué la separación se dió del ladoás cercano a Europa y no del lado asiático?
    Saludos

  2. Porque Mijaíl Gorbachov que era agente británico del MI6 obedecía a las ordenes del imperialismo estadounidense, su objetivo principal era la eliminación de la URSS del mapamundi, tal como lo lograrno en 1990 y en 1991. Mijaíl Gorbachov impone la Perestroika (reforma liberal) y Glasnost (propaganda anticomunista) para aniquilar a la URSS, y eso fue lo que paso, con el propósito de hacer retornar al capitalismo que ya había sido restaurado en 1956 por los revisionistas traidores al marxismo-leninismo en 1956 como es el caso del agente británico del MI6, Nikita Jrushchov.

  3. Lo que dice Nicolás se ajusta a la verdad; lo que pasa es que eso no llegó al conocimiento general. El año 56 no pudo hacer explotar la URSS, pero aquella experiencia le sirvió a Gorbachov y a sus amos. Recordemos un dato que suele pasar desapercibido: bajo el nombre de PCUS, existían toda la gama de partidos, con nombre o sin él; la burguesía que no fue liquidada en su día se cobijó en el Partido. E incluso muchas veces aparecieron como furibundos partidarios del socialismo para evitar ser descubiertos. De hecho, en el PCUS existían las clases, y la lucha de clases del partido era constante y feroz. Al igual que en 1956, la derecha logró colocar a su hombre en la secretaría general. E inició la liquidación de la URSS. Pero no acabaron de culminarlo. La llegada de Gorbachov y el delincuente borrachín Helsin, fue lo definitivo. Pero gorbachov y Shevardndze, dos agantes de los servicios extrangeros, iniciaron primero la liquidación del partido. Lo que posibilitó que cuando dieron el golpe definitivo, en realidad el partido, que había tenido más de 13 milloners de militantes, y la juventud con 37 millones, dejaron de tener capacidad de reacción. Estaba desmantelado, sin cabezas locales ni regionales, y con el secretario general daldo órdenes an contra del partido. La pasividad trabajada por Gorbachov y todo el aparato de los servicios extranjeros, ya en pleno poder, no reaccionaron a lo que en realidad era un golpe de Estado. La trama estaba muy bien urdida desde la secretaría general. (habría que decier desde Londres y Washington, Govarchov tenía como misión liquidar no sólo la Urss, sino a todos los países socialistas, que fueron cayendo como un domínó al tiempo que el agente Gorvachov visitaba los países a liquidar. Fue a Cuba con el propósito de entregarle la perla del caribe a los yanquis. Pero ahí tocó hueso. El delincuente se dirigió a la Asamblea cubana, dijo lo que quiso para convencer a los mandatarios sobre las bondades del capitalismo, pero les respondieron que ellos habían hecho una revolución y no la iban a dejar caer para contentar al capitalismo. Ya el delincuente Gorbachov y el aparato en sus manos, habían dejado de suministrar ayuda a Cuba, con la intención de ponerla de rodillas. Y auqnue tuvieron que pasarlas canutas, la firmeza del pueblo cubano y sus dirigentes con su revolución, evitó que gorbachov entregara en bandeja de plata la tan deseada por los terroristas del Pentágono, Cuba. Sí logró que el resto del campo socialista, ya podríado como el PCUS, con dirigentes al servicio de los extranjeros, todo fue rodado. Los dirigentes de los países socialistas habían entrado en la dirección del partido con la misma intención que Gorbachov: liquidación general.

    El daño que Gorbachov hizo no se circunscribe sólo a La URSS, sino a toda el mundo. No sé si semejante personaje se sentirá orguloso del triunfo de los explotadores, es posible. Pero la Historia ya lo ha condenado y colocado entre lo peor de la fauna humana. Y tampoco es que sus amos le hayan agradecido la traición. También es esta ocasión, «Roma no paga traidores».