Consigue acceso a todos nuestros mapas y mucho más:

Suscríbete o inicia sesión
Geopolítica de Ohio

Suscripción Cartografía Geopolítica América del Norte

La geopolítica de Ohio

Descripción del mapa

Ohio ha sido durante décadas un estado clave en la geopolítica electoral de Estados Unidos, el estado bisagra por excelencia, cuyos resultados eran capaces de predecir elecciones y dar la presidencia a uno u otro candidato. Sin embargo, la capacidad premonitoria de Ohio está desapareciendo.

Ohio fue uno de los motores industriales de Estados Unidos con una extensa cuenca minera al sudeste del estado donde se extraía carbón y hierro; grandes complejos siderúrgicos y metalúrgicos en torno a Cleveland; un arco automovilístico que se extendía desde Detroit, en el vecino Míchigan, hasta el interior del estado —si bien en la actualidad ha retrocedido hasta Toledo, sede de Jeep—; y una zona de industria mecánica en el área de Cincinnati, al suroeste. Pero era también una próspera región rural y agrícola con numerosas ciudades pequeñas.

Así, Ohio acabó convirtiéndose en un punto medio entre el Estados Unidos rural y conservador y las grandes ciudades industriales y liberales. Sus núcleos industriales atrajeron a numerosa población negra del sur durante la Gran Migración Afroamericana, y el estado terminó con una composición demográfica muy similar a la de los votantes en Estados Unidos. Esto le hacía muy próximo a la media del país a efectos económicos o demoscópicos, por lo que Ohio se convirtió en el centro de la geopolítica electoral estadounidense.

La geopolítica de Estados Unidos

Sin embargo, con la crisis industrial de los años setenta Ohio pasó de ser el corazón del cinturón industrial al del cinturón del óxido. Entró en declive y se ha ido alejando de las nuevas dinámicas del país, y con ello de su capacidad predictora. Ohio ha acabado con una población blanca superior a la media en un país cada vez menos blanco. No obstante, la población negra se encuentra en torno a la media, pero en descenso con el retorno de población negra desde el norte industrial en crisis a un nuevo sur más dinámico. Por su parte la población asiática e hispana están en rápido crecimiento en Estados Unidos, y si bien los hispanos siempre han sido un grupo relevante en el país desde la anexión del suroeste, nunca han sido muy participativos en las elecciones, cosa que está cambiando. 

Las ciudades obreras del estado, tras décadas de crisis y destrucción de empleo, han acabado cansadas de las políticas identitarias del Partido Demócrata y temiendo la migración o el crecimiento de las minorías, a la vez que Columbus, la capital y única gran ciudad que se ha recuperado de la crisis industrial, se parece cada vez más al resto de grandes ciudades del país.

La geografía electoral de Estados Unidos