Tiempo dedicado por madres y padres al cuidado de los hijos

Cartografía Política y Sociedad Mundo

La desigualdad en el cuidado de los hijos

Descripción del gráfico

Cuidar de los hijos continúa siendo una tarea principalmente de las madres. A pesar de los avances en el empoderamiento de la mujer, la incorporación de esta al mercado de trabajo y del movimiento feminista en general, la realidad con la que topan las madres en sus hogares sigue siendo muy desigual. Ellas son las que pasan más minutos al día cuidando a sus hijos en exclusividad, esto es, sin la posibilidad de desarrollar otra actividad al mismo tiempo, tal y como muestran los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) de 2016.

A día de hoy, ante la falta de medidas orientadas a la conciliación, cuidar de los hijos constituye un obstáculo en la carrera profesional de los adultos, algo que ha quedado evidenciado especialmente durante la pandemia de coronavirus: el cierre de los colegios provocó que los progenitores tuvieran que hacer malabarismos para compaginar el teletrabajo y la atención de los niños. De hecho, muchos trabajadores tuvieron que pedir una reducción de jornada para poder compatibilizar ambas responsabilidades.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

En ese contexto, las madres son las más perjudicadas y las que más difícil lo tienen para conciliar, lo que genera una desigualdad de condiciones en el entorno laboral con sus compañeros trabajadores. En Austria, por ejemplo, las mujeres dedican más del doble de tiempo a cuidar de sus hijos al día que los padres ―160 minutos frente a 72―, una brecha que es aún más pronunciada en el caso del tiempo destinado únicamente a su cuidado y supervisión ―107 minutos por 32―. Y es que, en general en todos los países analizados por la OCDE, los padres se muestran más propensos a enseñar, leer y jugar con sus hijos que a cuidar de ellos. De hecho, en Canadá, Dinamarca, Reino Unido, España, Bélgica y Francia el tiempo de ocio que los padres pasan con los niños supera incluso al de las madres.

Diez mapas y gráficos para entender la brecha de género

Comentarios