Cartografía Geopolítica Antártida y Ártico

¿De quién es la Antártida?

Cuando el noruego Roald Amundsen llegó a la Antártida en 1911, probablemente no pensó en el engranaje legal y geopolítico que se organizaría en torno a su descubrimiento. Desde entonces distintos países han ido reclamando porciones de la tarta antártica, a menudo por un mero deseo de acaparamiento, no porque existiesen unas finalidades prácticas detrás.

Para evitar una carrera territorial y quizás un futuro conflicto, entre 1959 y 1961 entró en vigor el Tratado Antártico, por el cual se estipulaba que esta porción de tierra helada no pertenecía a ningún país y solo podía ser utilizada para investigaciones científicas —excluyendo ensayos nucleares—.

Comentarios