Cartografía Economía y Desarrollo Mundo

La Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), un objetivo que casi nadie alcanza

Descripción del gráfico

La Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) comprende cualquier tipo de recursos, ya sean económicos, materiales, técnicos o humanos, que un organismo público destina a un país pobre con el objetivo de fomentar el desarrollo y combatir la pobreza. La AOD puede ser bilateral —donación directa de un país a otro— o multilateral —a través de un organismo internacional, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE—. Además, este tipo de ayuda no tiene por qué ser siempre a fondo perdido, sino que los países donantes también pueden exigir la devolución de los fondos en dinero o en especie. De todas formas, los préstamos siempre deben contener un porcentaje de donación y otro concedido con criterios favorables, es decir, mejorando las condiciones de la banca o cualquier otro prestador.

El encargado de coordinar todos estos intercambios desinteresados de recursos es el Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD), dependiente de la OCDE. Este organismo, además de fijar las condiciones de la Ayuda al Desarrollo y reunir las estadísticas de donaciones, debe elaborar una lista con aquellos países susceptibles de recibir algún tipo de AOD, por lo que su papel es clave en este proceso. El propio CAD impulsó en 1970 el establecimiento del 0,7% del Producto Nacional Bruto (PNB) de cada país como la cifra mínima que los aportadores debían destinar a AOD. De hecho, la organización consiguió el compromiso de los Estados donantes, aunque dicha promesa está lejos de haberse cumplido.

Tal y como muestran los datos de la OCDE de 2018, tan solo cinco países han igualado o superado en el último año el mínimo fijado por el Comité de Ayuda al Desarrollo: Suecia, Luxemburgo, Noruega, Dinamarca y Reino Unido. Además, como se puede observar, los países nórdicos —con las excepciones de Finlandia e Islandia— son los más comprometidos con la Ayuda Oficial al Desarrollo, mientras que, a grandes rasgos, los Estados de Europa del este, Grecia y Corea del Sur son las naciones que menos recursos destinaron a esta causa.

Comentarios