La aceptación del afecto en público homosexual en la Unión Europea - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Porcentaje de la población que se siente cómoda ante una muestra de afecto público entre dos personas homosexuales

Cartografía Política y Sociedad Europa

La aceptación del afecto en público homosexual en la Unión Europea

Descripción del gráfico

A menudo, la lucha por la conquista de derechos para las personas LGTBI suele centrarse en aspectos como el matrimonio, la posibilidad de adoptar o la criminalización de las agresiones motivadas por el rechazo a las distintas formas de entender la identidad de género y la sexualidad. Sin embargo, y aunque todos estos frentes son claves en la equiparación de derechos entre todas las personas con independencia de su condición sexual, la normalización de la homosexualidad a menudo pasa por la aceptación de actos más cotidianos o pequeños, como puede ser un simple beso en público.

Precisamente, esa fue la situación a la que hizo referencia el Eurobarómetro Especial 493 de la Comisión Europea de 2019 para medir la aceptación de la homosexualidad entre los distintos Estados miembros: “¿Cómo de cómodo te sentirías con un hombre y una mujer, dos hombres y dos mujeres mostrando afecto en público (darse un beso o la mano, por ejemplo)?”. Para la respuesta, los encuestados podían elegir entre “totalmente incómodo”, “moderadamente cómodo” y “totalmente cómodo”. Esta última opción es la que se ha tenido en cuenta para elaborar el gráfico.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

De esta forma, es evidente que la homofobia sigue estando presente en la mayoría de países europeos, aunque existen grandes disparidades: en Suecia y Países Bajos, la diferencia en la reacción entre ver un beso entre dos personas homosexuales y dos heterosexuales es apenas del 10% o del 20% en España y Francia, pero aumenta a cerca del 60% en Grecia o Bulgaria.

Asimismo, otras de las conclusiones del Eurobarómetro es que el mostrar afecto en público por parte de dos hombres gays suscita menos aceptación en la sociedad que por parte de dos mujeres lesbianas. Aunque la diferencia es de apenas varios puntos porcentuales, es algo que sucede en todos los países de la Unión Europea, probablemente como consecuencia de la sexualización de la mujer.

La actitud hacia un presidente LGB en la Unión Europea

Artículos relacionados

Comentarios