Suscripción Economía y Desarrollo Europa

La odisea griega

La odisea griega
Alexis Tsipras y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Grecia puso fin el pasado 22 de junio al mayor rescate financiero de la Historia. Unos 260.000 millones de euros distribuidos en tres rescates han hecho falta para intentar reflotar la maltrecha economía helena. Sin embargo, el camino hacia la normalización no ha hecho más que comenzar. ¿En qué situación queda Grecia tras la crisis y cómo encara Tsipras la recta final de su legislatura al frente de la Mansión Máximos?

Grecia vuelve a respirar. Ocho años y tres rescates —2010, 2011 y 2015— más tarde, Ítaca comienza a perfilarse en el horizonte heleno. El pasado 22 de junio los ministros de Economía y Finanzas del Eurogrupo decidieron poner finalmente un punto y aparte al estricto control que hasta ahora se venía ejerciendo sobre el Gobierno de Syriza, liderado por Alexis Tsipras. “La crisis griega se acaba aquí, esta noche, en Luxemburgo”, sentenciaba Pierre Moscovici, comisario de Finanzas de la Unión Europea. Su optimismo, aunque para algunos un tanto grandilocuente, estaba justificado: el acuerdo alcanzado en el Consejo permitirá que Grecia abandone a partir del próximo 20 de agosto su tercer rescate financiero y comience a disfrutar de una mejora en los plazos y condiciones de financiación de su deuda. Ello hará que su devolución resulte más sostenible, con un mayor margen de maniobra económica para el Gobierno griego tras años de austeridad implacable.

Sin embargo, no conviene echar las campanas al vuelo. El férreo tutelaje económico dará paso a partir de ahora a una “vigilancia reforzada” con controles trimestrales en la que la troika formada por el Banco Central Europeo, la Comisión Eur...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año