Suscripción Política y Sociedad Europa

Un relevo exprés en el Gobierno de España

Un relevo exprés en el Gobierno de España
El presidente saliente, Mariano Rajoy, felicita al nuevo dirigente, Pedro Sánchez. Fuente: Congreso de los Diputados

La primera moción de censura que prospera en los 40 años de la etapa democrática en España tiene lecturas múltiples y complementarias, que en muchos aspectos reflejan dónde se ven y dónde se querrían ver los principales partidos en un Parlamento precario en equilibrios.

Cinturón es una palabra que ni el expresidente Mariano Rajoy ni el Partido Popular (PP) van a olvidar en mucho tiempo. Es la traducción al español de Gürtel, el nombre de la operación judicial que destapó una gigantesca trama de corrupción relacionada con el partido y que acabó por sentenciar que la formación popular se había financiado de forma ilegal.

Esta resolución judicial —en la que otros exmiembros del partido han sido condenados a elevadas penas de prisión— fue motivo suficiente para que el Partido Socialista (PSOE) lanzase el arriesgado órdago de una moción de censura. Y, más que arriesgada, la jugada era temeraria. Cuando el ahora ya presidente Pedro Sánchez la anunció el viernes anterior a la votación, lo hizo con enorme precipitación y sin consultar a otros grupos parlamentarios. En solitario, el PSOE no contaba ni con la cuarta parte de los diputados de la cámara; a sus 84 votos todavía tendría que sumar 92 más para lograr la mitad del Parlamento más uno. En aquellos primeros compases, la propuesta socialista de echar al presidente del Gobierno parecía abocada a fracasar, como había ocurrido con las otras tres mociones planteadas en las últimas cuatro décadas. Sin e...

Apóyanos y suscríbete para tener acceso a todos nuestros análisis, mapas y gráficos y quitar la publicidad de toda la web.

Suscríbete por 50 € al año