marruecos-brasserie-lipp

Frente a la parisina Brasserie Lipp, Ben Barka —líder icónico de la oposición— fue secuestrado en 1965 por orden de Hasán II. En una operación conjunta entre marroquíes, franceses, la CIA y la Mosad israelí, el famoso antiimperialista fue torturado y asesinado. Su cadáver fue repatriado a Marruecos y hecho desaparecer en ácido bajo supervisión de un hombre de la CIA. Fuente: Flickr

Comentarios