¡Lanzamos nuestro crowdfunding! Apóyanos en Goteo ¡Apóyanos! Crowdfunding en Goteo

Derrotas humillantes del S.XX

El siguiente artículo se dedica a hacer una mera reseña histórica de distintos enfrentamientos entre potencias dispares que supusieron una gran humillación en su tiempo. En la guerra y la política se encuentran pocos momentos donde el heroísmo, la astucia o principalmente, la suerte, hayan dado un vuelco gigantesco al destino de las naciones.

La Batalla de Varsovia (1920)

Rusia vs Polonia

También conocida como “El Milágro del Vístula”, este acontecimiento militar tuvo unas consecuencias infravaloradas para la historia de Europa del periodo de entreguerras.

La guerra comenzó por las tensiones fronterizas. Polonia, que acababa de cobrar su independencia tras más de 100 años de yugo, quería recuperar los territorios soberanos que aún le faltaban. Rusia empezaba a consolidarse nuevamente como una nación fuerte tras las victorias decisivas contra el Ejército Blanco. Un ambicioso Lenin entendió a Polonia como un posible puente para extender su revolución al corazón de la Europa capitalista. Además, dentro de la concepción imperialista de la Gran Rusia, Polonia para muchos grandes generales moscovitas era simplemente una provincia más.

Ambas naciones se disputaron el control de la vecina Ucrania, y pese a la decisiva iniciativa polaca el gobierno de Varsovia tuvo que pasar a la defensiva tras la derrota de Kiev en Junio de 1920.

Captura de pantalla 2014-07-16 a la(s) 12.13.57El avance ruso se cierne sobre Varsovia. Agosto de 1920.

La estrategia

Para Julio de 1920, el Ejército Rojo recorría Polonia como si un torrente de lava se tratase, dirigiéndose al corazón del país. Todos los intentos de crear una defensa efectiva habían fracasado rotundamente y la desesperación paralizaba a un Gobierno que daba por perdida la recién lograda independencia.

El Jefe de Estado de Polonia, Józef Pilsudksi, propuso un último plan defensivo altamente arriesgado. La idea consistía en retirar todas sus tropas a lo largo del río Vístula y reorganizarlas en tan sólo cuestión de días para frenar al enemigo a la entrada de la capital polaca. El ejército polaco debía dividirse en varios grupos de ataques. Al norte, el general Sikorski aguantaría en la fortaleza de Modlin, evitando que se rodeara la ciudad. El mismo Pilsudksi, basándose en un informe de inteligencia algo dudoso, lideraría al Ejército de Asalto desde el sur con apenas unos 20.000 hombres que se encargaría de lanzar un ataque sorpresa sobre un punto débil del Ejército Rojo. Las pocas divisiones restantes tendrían que defender mientras la ciudad y evitar su caída.

Los riesgos de la estrategia eran tales que varios generales tildaron de “aficionado” a Pilsudksi y de no tener la suficiente experiencia militar. Quedaban tan sólo días para la realización del contraataque y muchas de las tropas polacas se encontraban a más de 150 kilómetros de su supuesta posición, desorganizadas y malheridas por las victorias previas del Ejército Rojo. La moral estaba por los suelos. Las tropas polacas estaban fatigadas de los combates y las marchas forzadas. Muchas de las unidades que se iban a usar en la defensa habían sido aplastadas o duramente golpeadas por los rusos. El día previo a la gran batalla Pilsudksi se encontró a sus soldados con problemas de munición (el Ejército Polaco usaba armas de cinco países distintos), heridos o incluso en algunas ocasiones, descalzos.

La fe en la resistencia polaca era tan escasa que cuando el 13 de agosto los rusos llegaron al pueblo cercano de Radzymin, todos los embajadores extranjeros abandonaron Varsovia. Incluso cuando el plan de Pilsudski fue interceptado por la inteligencia rusa les pareció tal disparate que el alto mando soviético lo tomó por una completa farsa. La propaganda rusa anunciaba la caída inminente de Varsovia y el comienzo de un sueño soviético en Europa occidental.

 Captura de pantalla 2014-07-16 a la(s) 12.16.52El contraataque polaco (verde) en todo su esplendor. 14 de Agosto de 1920.

Resultado

Aunque las tropas polacas consiguieron resistir el ataque a duras penas, la contraofensiva del Grupo de Asalto penetró por un punto flaco de los rusos y cortó sus líneas de suministro. El contraataque de Pilsudski consiguió desbaratar las líneas rusas y estuvo a punto de rodearlas por completo. El Primer ejército polaco, intentando cortar la retirada del enemigo, recorrió 260 kilómetros en menos de seis días, combatiendo continuamente y con apenas horas para dormir. El Ejército Rojo cayó en desbandada. Tan sólo algunos de sus regimientos intentaron detener la contraofensiva, cayendo por ello en un cerco total y viéndose obligados a rendirse.

La guerra dio un giro absoluto y Lenin se apresuró a firmar la paz. La batalla de Varsovia frenó totalmente el avance ruso hacia el Occidente. El sueño del expansionismo soviético se retrasó veinte años.

“La historia de la civilización contemporánea no conoce un evento de mayor importancia que la batalla de Varsovia de 1920, y ningún otro cuyo significado haya sido más menospreciado.” – Sir Edgar Vincent d’Abernon

Aclaraciones

Hay que constatar que la Rusia bolchevique acababa de salir de la derrota de la Primera Guerra Mundial y arrastraba las consecuencias de una dura guerra civil. Muy lejos de ser el gran Ejército Rojo que despacharía al curtido 6º Ejército de la Wehrmacht más de dos décadas después, las fuerzas rusas padecían duras luchas internas y parte de los refuerzos que iban a destinarse a Varsovia se desviaron por orden del mismo Stalin.

La Guerra de Invierno (1939)

Rusia vs Finlandia

La Rusia Soviética se mostraba ya para 1939 como un estado fuertemente consolidado y listo para continuar su campaña expansionista. El 1 de Septiembre Stalin y Hitler se repartían Polonia en una invasión doble. Los Países Bálticos cedían a la presión comunista poco después. El siguiente paso era Finlandia. Moscú quería asegurar la posición de Leningrado, demasiado cercana de la frontera con el país nórdico.

El 26 de Noviembre de 1939, un incidente fronterizo fue usado como excusa por los rusos para iniciar la invasión.

5_russo-finnishwardecember1939-january1940La URSS lanza una ofensiva total contra el país escandinavo

La estrategia

Los finlandeses se enfrentaban a un número muy superior. Su estrategia se centró en una serie de guerra de guerrillas y el establecimiento de una línea defensiva, a base de búnkeres de madera y trincheras en el Istmo de Karelia. Esperaban que el estado soviético se cansara de una guerra de desgaste y la comunidad internacional apaciguara sus pretensiones. El uso de esquíes y los improvisados cócteles molotov (llamados así como una dedicación personal para el aquel entonces Ministro de Asuntos Exteriores de la URSS, Viacheslav Mólotov) destacarían entre las tropas finesas, mostrando su gran capacidad de adaptación ante una guerra tan adversa.

Captura de pantalla 2014-07-16 a la(s) 12.22.12 Tropas finlandesas usando renos y esquíes para el transporte

Resultado

El verdadero horror de los rusos fue el invierno. La fecha en la que se inició la guerra quizás fuera la propicia políticamente, pero no militarmente. El ejército suomi supo mover a sus pequeñas brigadas a través de una geografía que conocían perfectamente. El respaldo de la población local les permitió tener un avituallamiento constante, a diferencia del Ejército Rojo que dependía completamente de sus frágiles líneas de suministro. El clima impedía el rápido avance de los tanques y un respaldo efectivo de la aviación. Las incursiones finesas se volvían mortíferas con tan sólo bloquear los caminos de las tropas soviéticas, las cuales acababan sucumbiendo al hambre y al frío.

Captura de pantalla 2014-07-16 a la(s) 12.23.04Una de las columnas rusas, víctimas del tiempo y las emboscadas finlandesas

Las tropas finlandesas sufrieron cerca de 70.000 bajas en los cinco meses que duró la guerra, perdieron prácticamente casi todos sus tanques y su aviación quedó inutilizada. No obstante, los rusos tuvieron que pagar un coste muchísimo mayor. Más de 300.000 hombres del Ejército Rojo perecieron en suelo finlandés. Más de 3000 tanques fueron destruidos y unos 500 aviones derribados.

Aclaraciones

Una vez más, el Ejército Rojo aún no era la gigantesca máquina de guerra en la que evolucionaría durante la Segunda Guerra Mundial. La Guerra de Invierno precisamente sirvió para hacer nuevas modificaciones en el sistema de mando soviético y la indumentaria militar, aprendiendo de errores que condenaron a la muerte a miles de rusos. Hay que recordar que el ejército soviético había perdido a muchos de sus más prestigiosos oficiales durante las purgas de Stalin tan sólo unos años antes, lo que dejó a un alto mando sin experiencia dirigiendo la guerra.

Pese a todo, Rusia obtuvo una porción de suelo finlandés. Helsinki sacrificó Karelia por miedo a que la prolongación de la guerra acabara dando más ventaja a la Unión Soviética.

Angola (1961-1988)

MPLA vs Portugal/ MPLA vs Sudáfrica, UNITA, FNLA y CIA

El Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA) sería una de las principales guerrillas que se enfrentarían contra las tropas portuguesas exigiendo la independencia del país. El desgaste de la guerra fomentaría la Revolución de los Claveles de 1974. Desde entonces el MPLA cobraría una importancia mayor, sobrepasando a otras guerrillas como la UNITA o el FNLA.

EEUU, que acababa de sufrir la humillación de la derrota de Vietnam, vio en Angola la oportunidad de recuperar su prestigio perdido. Henry Kissinger consiguió convencer al resto de la administración Ford de una intervención en el país africano, alegando que la vinculación del MPLA con la URSS podría poner en riesgo el resto del continente y hacer tambalear la credibilidad de Norteamérica como potencia influyente.

La UNITA y el FNLA se agruparon para lanzar una ofensiva conjunta, orquestada por Estados Unidos, que impulsó una inyección de armas y dinero a ambas fuerzas opositoras. Mobutu, el dictador de Zaire (Congo), que mantenía estrechas vinculaciones con la CIA, decidió participar aportando tropas y carros blindados para respaldar el avance de Savimbi, líder de la UNITA, con el que estaba incluso emparentado. Sudáfrica, por su parte, decidió participar también. El gobierno del Apartheid temía que surgiera un gobierno comunista en el país vecino, además de tener aspiraciones fronterizas. Destacamentos de mercenarios franceses y portugueses se contrataron para engrosar las filas anticomunistas.

 Captura de pantalla 2014-07-16 a la(s) 12.25.50Tropas portuguesas al norte de Angola, 1972

La estrategia

El MPLA consiguió granjearse el apoyo de la población de las ciudades, fomentado en buena parte por su discurso marxista dirigido hacia las clases obreras que habitaban en Luanda. La capital se convirtió en su bastión principal, y poco después las demás ciudades portuarias del país. Se armaron a sus seguidores de las musseques (barriadas) de la ciudad, que aumentaron gradualmente el ejército comunista.

El líder Agostinho Neto supo trazar rápidamente una serie de alianzas para contrarrestar el apoyo a los opositores a tiempo. En contrapartida de las tropas de Mobutu, el MPLA reclutó 4.000 katangueses, exsoldados de la guerra civil congoleña que profesaban un odio eterno al dictador africano y que los portugueses habían usado para luchar contra el FNLA. Además Agostinho Neto convirtió Angola en el centro de la lucha contra el Apartheid, acogiendo a los grupos guerrilleros que luchaban contra el gobierno sudafricano y buscaban la independencia de Namibia. El CNA de Mandela y el SWAPO serían fuertes aliados. La URSS por su parte, decidió inmiscuirse enviando apoyo logístico.

Resultado

La coalición que forjó la CIA consiguió avanzar hasta escasos kilómetros de Luanda. No obstante, el MPLA resistió lo suficiente como para que llegaran refuerzos de Cuba, país que decidió intervenir masivamente. El 8 de Noviembre de 1975, un batallón de fuerzas especiales aterrizaba en Luanda, justo a tiempo para resistir el ataque sobre el puente del río Bengo.

Captura de pantalla 2014-07-16 a la(s) 12.27.32Castro y Neto, presidente de Angola y líder del MPLA

El 10 de Noviembre el ataque a gran escala llegó con un bombardeo intensivo de las fuerzas sudafricanas sobre la posición del MPLA. Los defensores de la ciudad se batieron en retirada. La infantería del FNLA estaba dispuesta para lanzar el ataque final y tomar Luanda. Para sorpresa de los defensores de la capital, la ofensiva por tierra se retrasó una hora y cuarenta minutos debido a que Holden Roberto, el general del FNLA se retrasó una hora y cuarenta minutos y sus tropas se negaron a actuar sin él. Desde una colina cercana, Roberto observó a su ejército avanzar por la llanura Quifangondo e intentar cruzar el río Bengo para asaltar la ciudad. Sus asesores sudafricanos, zaireños y de la CIA fueron también testigos de la masacre. Docenas de misiles y el fuego de artillería barrieron a los atacantes. El MPLA y sus aliados cubanos habían tenido el tiempo suficiente para reorganizarse y preparar una defensa eficiente. Agostinho Neto era nombrado primer Presidente de Angola. Estados Unidos no sólo no encontró la credibilidad que buscaba, sino que fue humillado por sus vecinos cubanos.

ARTÍCULO RELACIONADO: El imperialismo estadounidense (Juan Pérez Ventura, Octubre 2013)

Aclaraciones

La guerra no acabó allí. El entonces reconocido gobierno de Angola tuvo que seguir enfrentándose a las guerrillas, que perdieron apoyo paulatinamente. En los ochenta hicieron frente a una nueva coalición encabezada por Sudáfrica y la CIA. El apoyo cubano daría una vez más la victoria total a Angola y Sudáfrica se vería obligada a ver la independencia de Namibia.

Argelia (1954-1963)

FNL vs Francia

Captura de pantalla 2014-07-16 a la(s) 12.30.20Tras la Segunda Guerra Mundial Francia empezó a ver cómo su imperio colonial se derrumbaba poco a poco. Las derrotas de Indochina y las dificultades que el ejército metropolitano tenía para imponerse a los rebeldes motivaron a los argelinos a iniciar su propio camino nacionalista. A diferencia de otras colonias de la época, Argelia tenía un marcado carácter francés. La influencia cultural había calado hondo y los colonos blancos, conocidos como pied noirs, alcanzaban el millón. En la capital, Argel, un tercio de la población era blanca. Esta comunidad tenía una fuerte representación política y sabía defender a ultranza sus intereses, lo que complicó el asunto de la independencia. Por si fuera poco, el descubrimiento de petróleo en Hassi-Messaoud a mediados de los cincuenta añadió el factor económico a la disputa.

El Frente Nacional de Liberación dirigido por Ben Bella comenzó en condiciones realmente precarias, con pocas células funcionales y tan sólo 400 armas para comenzar la revolución, muchas de las cuales eran de caza deportiva. Pese a que los servicios de inteligencia franceses consideraron los primeros atentados como un hecho aislado, la respuesta de los militares fue dura y contundente, iniciando una oleada de represión brutal.

Captura de pantalla 2014-07-16 a la(s) 12.32.57Miembros del FNL, 1957

La estrategia

EL FNL usó la típica táctica de guerra asimétrica, con ataques terroristas selectivos contra objetivos militares y políticos. Después, cuando Francia comenzó su campaña de represión, se decidió seleccionar también objetivos civiles indiscriminadamente.

Los franceses pasaron a aumentar sus medidas de contrainsurgencia, fortificar sus cuarteles con complejas medidas de seguridad y destinar hasta 50.000 efectivos a la colonia, para lo que se tuvo que ampliar el servicio militar obligatorio e incluso llamar a los reservistas.

En Argel, la casba fue sitiada y la ciudad dividida en sector. Los centros de interrogatorio eran auténticas salas de tortura. Paul Teitgen, secretario general de la policía de Argel y héroe de la resistencia francesa que llegó a ser torturado hasta en nueve ocasiones por los nazis durante la ocupación, escribió en su carta de dimisión que: “Al visitar los centros, reconocí en algunos detenidos las profundas marcas de las crueldades y torturas que yo mismo sufrí hace catorce años en los sótanos de la Gestapo.”

Pese a los éxitos de las fuerzas paramilitares y los servicios de inteligencia, el FNL no cesó su actividad. Compensaron sus derrotas militares dándole más sensacionalismo y mediatización a los pocos atentados que podían realizar.

Resultado

La ejecución de tres reclutas franceses en Túnez indignó a los altos mandos militares franceses. Hartos de la falta de decisión de los políticos, un golpe de Estado se inició en Argel, desde donde se amenazó con invadir con paracaidistas las capital francesa si no se nombraba un nuevo gobierno bajo el mando de De Gaulle.

Captura de pantalla 2014-07-16 a la(s) 12.33.35Manifestación por la independencia en Argel

La constancia del FNL consiguió agravar la crisis política francesa y tumbar a la Cuarta República. Los radicales pied noirs se acabarían enfrentando con las intenciones moderadas de París. La población musulmana, al principio distante de los intereses nacionalistas, acabó apoyando al FNL en masa tras la opresión que sufrieron por parte de los militares y las bombas de la OAS, la guerrilla de los pied noirs.

En 1962, Argelia alcanzaba su independencia. El millón de argelinos blancos había abandonado la colonia, muchos de ellos tan sólo con lo que pudieron cargar en sus maletas.

Aclaraciones

Francia atravesaba el peor momento de su historia tras la Segunda Guerra Mundial. La crisis económica sacudía el país entero y las revoluciones en Indochina complicaron el debate político. El apoyo de Túnez y Egipto fue fundamental, principalmente tras el éxito de la campaña de represión que neutralizó a los principales líderes y desorganizó el aparato motor de la resistencia.

Fue el propio De Gaulle quien vio imposible la reconciliación y decidió cortar por lo sano, declarando la total independencia de Argelia y enfrentándose con decisión a los sectores más radicales del ejército. Aunque esta decisión extirpó uno de los miembros fundamentales del imperio colonial francés, la medida fue acogida con gusto en París.

Israel (1948/1967/1973)

 Israel vs Siria, Egipto, Palestina, Irak, Transjordania, Yemen, Líbano y Arabia Saudí

Las tensiones contra la inmigración judía en el territorio de Palestina era un tema candente desde el siglo XIX, con distintos brotes de violencia. Tras la Segunda Guerra Mundial, la comunidad internacional tomó la decisión de hacer realidad el estado de Israel. La consecuencia fue la condena inmediata de prácticamente todas las naciones islámicas. Muchas de ellas, abanderando la Liga Árabe, se negaron a aceptar este hecho y a combatir lo que consideraban una ocupación ilegal por el medio de las armas.

Egipto, Siria, Transjordania, Líbano, Irak, Arabia Saudita, Yemen y voluntarios de otras partes del mundo musulmán acudieron al auxilio de Palestina. El recién nacido estado israelí había fomentado la causa panarabista y veía acercarse una coalición internacional en su contra antes si quiera de poder cimentar un ejército nacional.

USA_MAP_1948_Arab_attackOfensiva de la Coalición Árabe del 15 de Mayo al 10 de Junio sobre el Estado de Israel

La estrategia

Dado que hemos aglutinado el largo conflicto militar árabe-israelí en tan sólo unos párrafos, intentaré resumir muy brevemente las principales líneas de actuación que permitieron a este diminuto estado derrotar con éxito a todos sus vecinos.

Captura de pantalla 2014-07-16 a la(s) 12.36.59Debido a que este pequeño estado se veía asediado por enemigos que lo superaban en número poblacional y militar, Israel tuvo que hacer un esfuerzo titánico para poder contrarrestar este hecho. El servicio obligatorio militar acabaría siendo de tres años para los hombres y año y medio para las mujeres. La calidad del entrenamiento y el armamento acabaría siendo excelente, destinando un gigantesco gasto en defensa para convertir a sus efectivos en auténticas unidades de élite. En pocos años, Israel era capaz de mover una gran masa de reservistas perfectamente adiestrados en el arte de la guerra y con el arsenal militar más moderno del momento, muy a diferencia de sus principales rivales como Siria o Egipto, que solían tirar de armamento soviético anticuado.

Por otro lado, el Mossad destacaría por ser una de las agencias de inteligencia más activas y efectivas de la historia. El servicio de inteligencia permitiría contrarrestar los movimientos enemigos y apoyar las operaciones militares con pleno éxito.

El último aspecto a destacar sería el uso de la diplomacia. Israel sabría perfectamente granjearse apoyos que serían decisivos en el panorama internacional.

Resultado

Para 1948 y con la invasión a las puertas de Tel Aviv, los militares isarelíes supieron apoyarse en la Haganá. Esta organización paramilitar de autodefensa coordinó distintas milicias locales para movilizarse rápidamente contra las incursiones del ejército árabe. Pese a su carencia inicial de medios (se dice que al comienzo de la guerra, tan sólo uno de cada tres soldados israelíes estaban armados), ausencia de artillería y falta de equipos anti-tanques, las fuerzas del Yishuv supieron resistir en una guerra de guerrillas y separar los frentes de la coalición hasta la llegada de equipamiento.

La comunidad israelí supo aprovechar sus contactos internacionales y la invasión fue condenada tanto por la URSS como por Estados Unidos. Además, gracias a la Operación Balak, probablemente uno de los episodios más grandes de contrabando de armas de la historia, un gigantesco cargamento pudo saltarse el embargo y llegar a manos del ejército israelí. 23 Cazas Avia S-199, de fabricación checoslovaca y expilotos judíos de la RAF británica se incorporaron a las tropas israelíes, jugando un papel importante en la resolución final.

En la Guerra de los Seis Días Israel optó por lanzar un ataque relámpago contra sus vecinos debido a la rápida escalada de tensión que se vivió en 1967. Pensando que esta vez el ejército Egipto y Sirio podrían coordinar mejor un ataque conjunto y cuya moderna aviación era capaz de suponer un problema, Israel utilizó la táctica de “quien golpea primero golpea dos veces”.

Sin previa declaración de guerra, los pilotos israelíes destruyeron en cuestión de horas más de la mitad de los aviones de combate egipcios y las principales bases aéreas. La Operación Foco dio supremacía aérea al gobierno de Tel Aviv desde el primer día y el resto de los países árabes lanzaron confusas incursiones poco efectivas. En tan sólo seis días Israel había vuelto a derrotar a toda la coalición árabe.

Captura de pantalla 2014-07-16 a la(s) 12.39.39 La reunificación de Jerusalén, tras la Guerra de los Seis Días

El 6 de Octubre de 1973 Siria y Egipto aprovecharon la festividad hebrea del Yom Kipur para lanzar otra ofensiva a gran escala, confiando en que la distracción de la población judía durante la celebración les daría una ventaja inicial.

Aunque las primeras horas del plan funcionaron a la perfección, el contraataque israelí derrumbó el frente sirio, llegando a amenazar a la propia Damasco.

En resumen, Israel no sólo consiguió ratificarse como estado sobre sus enemigos y se convirtió en una potencia regional decisiva, sino que además amplió sus fronteras exponencialmente.

Captura de pantalla 2014-07-16 a la(s) 12.38.55 El Valle de las Lágrimas fue la batalla más encarnizada de la Guerra de Yom Kipur. La artillería y los tanques blindados de Israel aplastaron las fuerzas sirias.

Aclaraciones

Un punto decisivo para la supervivencia de Israel fue el apoyo de Estados Unidos, que respaldó con tecnología militar (Un ejemplo serían los tanques Sherman del ejército israelí, fundamentales en las batallas del Sinaí o los Altos del Golán). Sin el apoyo de sus aliados entre las potencias occidentales el futuro de Israel podría haber sido bien distinto.

También habría que matizar los éxitos conseguidos con la guerra del Yom Kipur, ya que aunque militarmente pudieron imponerse a los gobiernos árabes, la presión que ejercieron estos últimos con la crisis del petróleo fue fundamental en las negociaciones.

Acerca de Antonio Ponce 11 Articles

Albacete, 1990. Historiador y especialista en Seguridad y Relaciones Internacionales. Investigador de conflictos armados en países afroasiáticos. Ha colaborado con el Instituto Gutiérrez Mellado y el departamento de Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid. Actualmente colaborando con la Universidad de Suleimania, Irak

Contacto: Twitter

3 comentarios en Derrotas humillantes del S.XX

  1. En 1948 los Sherman eran una especie de muestra de museo; en 1944 su blindaje ya era obsoleto frente al Tiger o sus equivalentes rusos. A finales de la II Guerra Mundial tanto americanos como británicos dispusieron de nuevos tanques, poro que los previos eran pasto de chatarreros.
    Con los aviones de hélice lo mismo al aparecer los de reaccción; por eso eran fáciles de conseguir para los Israelíes, y muchas veces tenían tripulaciones de judios americanos e ingleses que ya habían servido con esas mismas máquinas. De ahí a calificarlos de tecnología punta, va un abismo.

  2. Hay que destacar también la Operación Balak, que suministró armas procedentes de Checoslovaquia y que ayudaron en sobremanera a Israel. Un saludo, genial artículo!

  3. El autor menciona heroísmo, astucia, y suerte, como factores determinantes. Al evaluar los grandes momentos de las batallas, y de los conflictos armados, debe resaltarse el liderazgo, el entrenamiento y determinación de las tropas, y la inteligencia cómo factor fundamental para la toma de decisiones!!
    Excelente artículo!!

4 Trackbacks y Pingbacks

  1. Diez derrotas humillantes del siglo XX (Primera Parte)
  2. Derrotas humillantes del S.XX - El orden mundia...
  3. Derrotas humillantes del S.XX. | Geografía Política. Espacio y Poder
  4. Derrotas humillantes del S.XX

Si tienes algo que aportar o comentar sobre este artículo no dudes en hacerlo!