¡Lanzamos nuestro crowdfunding! Apóyanos en Goteo ¡Apóyanos! Crowdfunding en Goteo

Sahara Occidental: ¿Un territorio minero al borde de la explosión?

La guerra en Mali ha puesto de actualidad el conflicto entre las poblaciones tuareg y el Gobierno de Mali. Antes de que el conflicto en Mali degenerara en un conflicto entre los islamistas y el Estado maliense, exigiendo la intervención del ejercito francés y de los ejércitos de los países miembros de la ECOWAS (Comunidad Económica de Estados de África Occidental), el Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA) había sido el principal actor en el conflicto de 2012 que opuso a los tuaregs y al Gobierno maliense, aunque los grupos islamistas como Ansar Dine, Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y el Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental (MUYAO) desempeñaron un papel importante y llegaron a constituir la amenaza que precipito la intervención de los países extranjeros.

Este conflicto en Mali ha sido un tema importante para la prensa internacional y ha ocultado otro conflicto de autodeterminación existente en esta región de África. El Sahara Occidental es aún un conflicto sin resolver. Este territorio tiene recursos minerales importantes debido a la presencia de fosfatos que son exportados a todo el mundo. El Frente POLISARIO (Frente Popular de Liberación de Saguía el Hamra y Río de Oro) considera que estos productos son exportados ilegalmente y apoya una campaña de boicot mundial contra las empresas marroquíes y extranjeras que participan en esta industria. La producción de las minas de fosfatos en Sahara Occidental y Marruecos representa un 15% de la producción mundial de este mineral. Estos productos son cruciales para la agricultura industrial de la que dependen varios países para producir alimentos para la exportación o nutrir a sus ciudadanos. El estallido de una guerra en el Sahara Occidental podría tener repercusiones en la producción alimentaria de países como Brasil o India que importan gran cantidad de fosfatos para su agricultura.

La situación el territorio del Sahara Occidental es un ejemplo de un proceso de descolonización no concluido positivamente. Desde 1963, el Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas considera al Sahara Occidental como un territorio no autónomo. El Frente POLISARIO fue fundado el 23 de abril de 1973 para obtener la independencia del territorio del Sahara Occidental y empezó una campaña militar contra las autoridades coloniales españolas. Después de la firma de los Acuerdos de Madrid el 14 de septiembre de 1975, España anuncio su retirada y Marruecos obtuvo dos tercios del territorio y Mauritania, un tercio. El Frente POLISARIO proclamó la fundación de la Republica Árabe Saharaui Democrática el 27 de febrero 1976 y continúo luchando contra las fuerzas marroquíes y mauritanas con el apoyo de Argelia. En 1979, Mauritania firmo un alto el fuego con el Frente POLISARIO y el territorio que ocupaba paso bajo control marroquí. En 1991, las Naciones Unidas crearon la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO) y negociaron un alto el fuego entre las tropas marroquíes y el Frente POLISARIO el 6 de septiembre de 1991. La MINURSO tiene como objetivos la supervisión del alto el fuego y la organización de un referéndum sobre el futuro del territorio. Desde esta fecha, los dos protagonistas no han logrado un acuerdo sobre la manera en que debe organizarse dicho referéndum. La antigua colonia española esta actualmente dividida entre un territorio bajo control marroquí y otro territorio bajo control del Frente POLISARIO. Varios millares de refugiados procedentes de este territorio viven actualmente en campos de refugiados en Argelia. (2)

Una situación bloqueada que genera tensiones

Las negociaciones siguen bloqueadas. Esto afecta a la situación de los refugiados en los campos en Argelia que dependen de la ayuda humanitaria. Los jóvenes refugiados tienen muchas dificultades para encontrar trabajo y a los jóvenes diplomados les resulta aún más difícil encontrar empleos cualificados. Esto crea un sentimiento de alienación entre estos jóvenes. (3)

La situación de los saharauis en la parte ocupada por Marruecos no es mejor. En octubre de 2010, varios millares de saharauis instalaron el campamento de Agdaym Izik, próximo a la ciudad de El Aaiún, para denunciar sus condiciones sociales, en una protesta que Noam Chomsky consideró la primera protesta de la Primavera Árabe. (4) Después del desmantelamiento del campamento, con la muerte de once miembros de las fuerzas de seguridad marroquíes y de dos manifestantes, los manifestantes llevaron la protesta a El Aaiún donde se produjeron enfrentamientos. Algunas fuentes hablan de conflictos con ciudadanos marroquíes residentes en el territorio del Sahara Occidental. (5)

En una región en la que el terrorismo se está intensificando, los territorios controlados por el Frente POLISARIO y Argelia no escapan siempre a los ataques de las organizaciones islamistas. En octubre de 2011, tres cooperantes extranjeros (dos españoles y un italiano) fueron secuestrados por elementos de AQMI en un campo de refugiados saharaui en el sur de Argelia, según el representante saharaui en Argel, Brahin Ghali. (6) Los tres cooperantes fueron liberados en julio de 2012 después de negociaciones con el Movimiento para la Unidad del Jihad en África del Oeste (MUJAO). Previamente, AQMI había negado su responsabilidad en el secuestro. Un saharaui llamado Mamme Ould Oufkir, implicado en el secuestro, fue liberado por las autoridades mauritanas tras la liberación de los tres cooperantes. (7)

Una situación que podría evolucionar de manera negativa 

El secuestro de estos tres cooperantes muestra que el Frente POLISARIO no controla de manera optima la infiltración de agentes de grupos islamistas en los campos de refugiados en los que se encuentra su población. También la pobreza y la dependencia de los refugiados saharauis respecto de la ayuda humanitaria hacen más fácil el reclutamiento de individuos para ayudar a los grupos islamistas de la región. Los líderes actuales del Frente POLISARIO monopolizan los puestos en la jerarquía del movimiento, convirtiéndose en líderes comparables a los líderes árabes que fueron derrocados durante la “Primavera Árabe”. Mohamed Abdelaziz, Presidente de la República Árabe Saharaui Democrática es el segundo Jefe de Estado de África que lleva más tiempo en el poder, con 37 años en el cargo. El reclutamiento de saharauis en los grupos islámicos ya es una realidad como lo refleja el caso de Abu Walid Saharaui que es uno de los líderes del MUYAO. (8)

Es difícil saber exactamente la influencia del islamismo entre los refugiados saharauis o en la población saharaui del territorio controlado por Marruecos. Los líderes autoritarios de la región utilizan regularmente la amenaza del islamismo para seguir con sus políticas represivas y acabar con los movimientos reformistas. En el territorio del Sahara Occidental, en la parte ocupada por Marruecos, existe una organización partidaria de la autonomía del Sahara Occidental dentro de Marruecos. Creada con el apoyo del gobierno marroquí, el Consejo Real Consultivo para los Asuntos del Sahara pretende representar los intereses de la región. (9) No obstante, como lo muestran los sucesos de Agdaym Izik, la población saharaui de la parte marroquí se siente abandonada y excluida del desarrollo minero de la región. Una característica que comparte con la juventud de los países árabes.

Recientemente, el islamismo se ha aprovechado del caos reinante en la región para convertirse en un actor militar. En Argelia se van a celebrar elecciones el 17 de abril de 2014. (10) Es muy seguro que resulte reelegido par cuarta vez el actual Presidente Abdelaziz Buteflika, en el poder desde 1999. Este gobierno continuo de Buteflika le transforma en una pieza inamovible del Estado argelino, pieza que cuando desaparezca podría causar un seísmo en el Gobierno y afectar seriamente a la estabilidad. Esta inestabilidad podría ser aprovechada por grupos islamistas resurgidos del periodo de la guerra del Gobierno argelino contra los islamistas en los años noventa o por grupos islamistas actuales que operan en el desierto del Sahara. La desaparición del sistema Buteflika podría también significar el fin de un Frente POLISARIO encabezado por Abdelaziz y dependiente del Estado argelino. Eso podría dejar a la población saharaui de los campos de refugiados sometida a las influencias de los islamistas que puedan tomar el control de las regiones del Sur argelino. La MINURSO seguirá desempeñando su papel de observador sin poder.

Aunque la región tenga grupos islamistas, la hipótesis de un movimiento híbrido entre el islamismo y el nacionalismo saharaui no esta garantizada. La imposición del islamismo en los territorios de Mali fue rechazado por la población, aunque la población no influyó en la retirada de los grupos islamistas de Mali que lograron controlar el territorio como consecuencia de la crisis del Gobierno maliense.

Nadie puede saber lo que deparará el futuro. Pero hay que considerar que el estallido de un nuevo conflicto en el territorio del Sahara Occidental puede afectar en gran medida al mundo. Si el Sahara Occidental se convierte en una zona de conflicto por los recursos naturales, la extracción de fosfatos y de otros productos resultará más cara, afectando a los precios de los productos agrícolas en el resto del mundo.

.

Acerca de Alejandro Marx 1 Article

Nacido en Luxemburgo, en 1989. Vivo en París. Hablo y escribo en francés, inglés y español. Soy investigador en Política Internacional y Seguridad. Me interesan la Sociología, la Economía y el Crecimiento Sostenible.

Contacto: Twitter

4 comentarios en Sahara Occidental: ¿Un territorio minero al borde de la explosión?

  1. Bueno Alejandro, creo que has realizado un buen pupurrí de bibliografía pro marroquí y pro saharaui al mismo tiempo. Has estado en los campamentos de refugiados saharauis?
    Es lógico que Mohamed Abdelaziz lleve tantos años al frente de la República, puesto que son los años de exilio de la población saharaui. El Frente Polisario es un movimiento provisional, con el objetivo de recuperar la independencia de sus tierras, por tanto, dada la delicada situación de este país, no se ha puesto en marcha aún un juego político electoral “democrático” tal y como lo conocemos, sin embargo si tienen estructuras asamblearias. Aunque es cierto que conservan un marcado cáracter tribal, este es el modelo que ha asegurado durante siglos la supervivencia en el desierto, es su cultura y quién dice que nuestro modelo de “supuesta democracia” es mejor. Los saharauis deben evolucionar a modelos político-sociales más avanzados y reinventados por ellos mismos, según sus necesidades, y no en función de las necesidades del mercado global capitalista. Por el momento, la situación de este pueblo sería aún más frágil si se abriera un campo para las escisiones políticas internas, imagina las consecuencias que ello puede tener para la unidad de la causa saharaui que ya se ve minada por la propia situación de exilio y pobreza de la población, de la cual se aprovechan el gobierno marroquí y otras potencias para comprar adeptos saharauis que apoyen la anexión a Marruecos, y para comerciar con sus recursos naturales. Los fosfatos es lo de menos, qué hay de RECIENTE ACUERDO DE PESCA CON LA UE??? ES ILEGAL! y nadie dice nada. Y con las prospección de petróleo y gas natural que Marruecos está concediendo en este territorio no autónomo o los campos de energía solar y eólica que el rey alauita quiere poner a disposición de la UE y sus empresas, para que ésta legitime de forma indirecta su ocupación del territorio?
    Un poquito de por favor!!!

  2. 1.Es una falacia y manipulacion por parte del lobby propolisario el creer que los fosfatos del sahara son inmensos.
    Los fosfatos extraidos del sahara representan el 10% de todo lo que produce Marruecos. En el centro de Marruecos es de donde salen los fosfatos no del Sahara occidental.

    2.Ni a España ni a Europa le interesa una aventura de un posible estado fallido en esa zona, le pareceria bien a las canarias tener una somalia al lado? No.

    3.La poblacion actual del sahara occidental es de 550.000 habitantes de los cuales poco menos de 100.000 son saharuis, los demas son colonos marroquies y descendientes de estos. Que se va a hacer echarlos? para que vuelvan los 100.000 saahrauis de tindouf?

    4.Mi opinion es que luchen por una autonomia lo mas avanzada posible asi por lo menos se administran ellos mismos.

    5.La menos conviniente es que vuelvan a la guerra que la perderan de calle porque el marruecos de hoy no es el de hace 40 años, pero el polisario es el mismo. En este caso perderan todo y serian una provincia mas dentro de Marruecos y marginada, lo mismo que le paso a los rifeños en 1958/59.

    6.Finalmente el talon de aquiles de los saharauis es su escasa poblacion, nadie les va a hacer caso. si fueran 2 millones de personas este problema ya se habria solucionado, pero como son 200.000…nadie se preocupa.

Si tienes algo que aportar o comentar sobre este artículo no dudes en hacerlo!