¡Lanzamos nuestro crowdfunding! Apóyanos en Goteo ¡Apóyanos! Crowdfunding en Goteo

Conociendo Corea (2/3): Corea del Norte y Corea del Sur en la actualidad

peninsula-de-corea-6

Corea del Norte

Sistema político desde 1953

El sistema político norcoreano se rige por las disposiciones de la Constitución Socialista de 1972, que ha sido reformada en varias ocasiones. Según este texto, la República Popular Democrática de Corea se define a sí misma como una “república popular socialista”, rigiéndose a través de un sistema unipartidista (con protagonismo absoluto por tanto del Partido de los Trabajadores de Corea), autócrata  y de sucesión dinástica en el que el culto al líder y el personalismo son elementos esenciales en la formación de un discurso político dominado por la corriente leninista denominada “juche”, desarrollada por Kim Il-sung. Asimismo, Corea del Norte se caracteriza por un fuerte dominio estatal sobre los medios de producción y por la adopción del centralismo democrático como principio estructurador de sus órganos políticos.

Entre estos órganos políticos destaca la Asamblea Suprema del Pueblo, que ejerce el poder legislativo y está compuesta por más de seiscientos diputados elegidos mediante sufragio universal por un periodo de cinco años. Encargado de aprobar, modificar o complementar las leyes, ratificar las leyes aprobadas por el Comité Permanente, elegir o revocar al presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC, elegir o revocar al Primer Ministro del Consejo de Ministros, de la misma surge el llamado Comité Permanente de la Asamblea Suprema del Pueblo (que podríamos identificar como el Politburó norcoreano) que cuenta con atribuciones más amplias que la misma, si bien responde ante ella. La presidencia del Comité Permanente corresponde al Jefe del Estado, al líder supremo.

Por su parte, el poder ejecutivo está representado en el Consejo de Ministros, compuesto por el Primer Ministro (encargado de la dirección y representación del Gobierno), ministros y los presidentes de los comités. Su plazo de mandato coincide con el de la Asamblea Popular Suprema, ante la que responde por su gestión. En lo que respecta al poder judicial, este se encuentra organizado de forma centralizada y con una base eminentemente local, en el que cada ciudad importante, provincia o distrito administrativo cuenta con sus respectivos tribunales, constituyendo la Corte Central el máximo órgano judicial del país. Mención aparte merece la denominada Comisión Nacional de Defensa de Corea del Norte, que constituye el máximo órgano de dirección militar, y cuyo presidente es el líder supremo del Estado (actualmente, Kim Jong Un).

El sistema político norcoreano se completa con las Asambleas Populares Locales, elegidas cada cuatro años por sufragio universal, y entre cuyas atribuciones se encuentran el examinar y ratificar el presupuesto local y el informe de su ejecución; adoptar medidas para la ejecución de las leyes en sus respectivas localidades; elegir o revocar a los jueces del tribunal respectivo o bien anular las decisiones de los comités populares respectivos. Finalmente, los Comités Populares Locales realizan las mismas funciones que el Comité Permanente de la Asamblea Suprema del Pueblo a nivel local, ya que ejecutan las resoluciones, decretos y directivas de la Asamblea Popular Local respectiva, además de ejecutar las leyes y organizar todas las tareas administrativas de la de la localidad respectiva.

Economía

Consecuente con la ideología socialista del Juche, el sistema económico de Corea del Norte está fuertemente centralizado y gira alrededor de la idea de autosuficiencia del país. Así, la economía norcoreana es dirigida por el Comité de Planificación Estatal, adscrito al Partido de los Trabajadores de Corea, y que decide sobre cuestiones clave como inversiones, precios, cultivos a ser plantados, e industrias a instalar en el país. Asimismo, al corresponder el sistema al de una economía de planificación centralizada, todas las empresas pertenecen al Estado. Sin embargo, recientemente ha habido pequeñas reformas, como la apertura al desarrollo del pequeño comercio; existiendo también, aunque de forma muy limitada, comercio con otros países, principalmente con China, a través de enclaves como la ciudad de Sinuiju, o proyectos de cooperación económica internacional, como el complejo industrial de Kaesong.

Por lo que se refiere a la división entre sectores, la industria conforma el 47,8% del PIB, seguido de los servicios (un 31,5%) y de la agricultura (un 20,7%). Así, se calcula que la industria y los servicios juntos suponen el 65% de la mano de obra del país; si bien estos datos podrían ser poco fiables debido a la escasa aportación de datos macroeconómicos por parte del régimen norcoreano a organismos económicos internacionales, lo que lleva a que, por ejemplo, se desconozca la tasa de desempleo del país. En efecto, dado su aislamiento internacional, Corea del Norte no forma parte de instituciones como el FMI o el Banco Mundial, y por lo tanto, ninguna de estas instituciones posee información detallada sobre su economía.

Siguiendo la estela de los países comunistas, Corea del Norte siguió un modelo de industrialización que, dando prioridad a la industria pesada y a la de bienes de capital, dejaba en un segundo plano a la industria ligera; lo que explica que, actualmente las industrias principales de las que vive Corea del Norte sean: productos militares, maquinaria de construcción, productos químicos, minería (carbón, hierro, piedra caliza, grafito, cobre, zinc, entre otros), metalurgia, y textil. Esta apuesta por una economía basada en la industria, y el descuido de la producción de bienes de consumo, unido al carácter agreste de buena parte del territorio norcoreano y la falta de medios técnicos agrarios, ha provocado sucesivas crisis alimenticias en el país, que se ha visto obligado a solicitar el apoyo del Programa Mundial de Alimentos para paliar hambrunas que han diezmado sustancialmente a su población.

Relaciones internacionales y seguridad

Las relaciones internacionales de la República Popular de Corea giran en torno a dos ejes fundamentales: el  aislamiento diplomático y el conflicto permanente con Corea del Sur. El aislamiento que sufre el país es prácticamente absoluto, en especial desde que comenzara a dar los primeros pasos en su programa de armamento nuclear  (que daría lugar a la primera prueba nuclear en 2006) que ha supuesto graves sanciones económicas y políticas para el régimen norcoreano. Actualmente, su único apoyo en la escena internacional es China, pero incluso este comienza a tambalearse ante la escalada de tensión que se está viviendo actualmente en la zona, abriendo así la puerta a la aprobación de nuevas sanciones por parte del Consejo de Seguridad de la ONU.

Por su parte, las relaciones con Corea del Sur se encuentran en un estado de conflicto permanente (no olvidemos que los acuerdos de Panmunjong de 1953 tan sólo son un armisticio, no un acuerdo de paz), situación de conflicto que alcanza también a Estados Unidos, principal valedor de Corea del Sur desde la Guerra de Corea. No obstante, esta dinámica de conflicto (generada en buena medida por la voluntad de ambas Coreas de reunificar el país bajo su modelo político y económico) no ha sido obstáculo para ciertos fenómenos de colaboración, como el complejo industrial de Kaesong (que, sin embargo, ha sido objeto de boicot en los últimos tiempos por parte de los norcoreanos).

En lo que se refiere a la política de seguridad y defensa, en ella ocupa un lugar destacado el programa de desarrollo de armamento nuclear, que sería hecho público por Corea del Norte en 2005 bajo la idea de que sólo contar con este armamento garantiza la pervivencia del régimen norcoreano. Asimismo, la República Popular de Corea cuenta con uno de los presupuestos militares más abultados del mundo (en torno a un 25% del PIB) y uno de los ejércitos más numerosos (más de un millón de soldados, más 4.7 millones de reservistas) lo que, unido a la filosofía del Songun (“primero el Ejército”) instaurada por Kim Jong-Il, da una idea de la importancia del componente marcial en la política de defensa y seguridad norcoreana.

.

Corea del Sur

Sistema político desde 1953

Corea del Sur es una república democrática, pluripartidista y presidencialista en la que el sistema electoral está diseñado para permitir la obtención de mayorías parlamentarias amplias y cómodas para gobernar. La Constitución, de marcado corte occidental, consagra la separación de los poderes del Estado y (dato importante) menciona entre sus objetivos lograr la reunificación de Corea.

En cuanto a la división de los poderes del Estado cabe destacar que el poder ejecutivo está representado en el Presidente de la República (actualmente Park Geun-hye, del partido conservador Saenuri) elegido por un periodo de cinco años no renovables.

Por su parte, el poder legislativo reside en la Asamblea Nacional, órgano unicameral entre cuyas funciones se encuentran, fundamentalmente, las de propuesta, deliberación y aprobación de las leyes, la aprobación el presupuesto nacional, la aprobación y ratificación de tratados internacionales y la declaración de guerra y paz. Los miembros de la Asamblea Nacional son elegidos cada cuatro años por sufragio universal.

Finalmente, el poder judicial se organiza de forma piramidal, siendo su cúspide la Corte suprema, que representa la más alta instancia judicial del país. Su presidente es nombrado por el Presidente de la nación con el consentimiento de la Asamblea por un periodo de seis años, al igual que el resto magistrados del mismo, si bien siguiendo en este caso las recomendaciones del propio presidente de la Corte Suprema.

Economía

Corea del Sur era, hasta mediados de los 60, un país fundamentalmente agrícola. Sin embargo, a partir de esta década, el país abrazaría el llamado “modelo asiático de desarrollo”  iniciando un proceso de desarrollo económico fuertemente tutelado por el Estado y basado en un sector industrial enfocado a la exportación, evolucionando progresivamente hacia un modelo industrial con un alto componente tecnológico que limita la contratación de mano de obra (el porcentaje de población adscrita al sector industrial es del 19%, frente al 73% empleado en el sector servicios).  Desde un punto de vista geográfico cabe destacar que la actividad industrial se encuentra situada en dos grandes polos de desarrollo: la zona de Seúl-Incheon y el sudeste de la península; mientras que en lo que se refiere a las industrias características de Corea del Sur, cabe destacar el peso de las industrias siderúrgica, naval y automovilística.

Por lo que se refiere a la distribución entre sectores, actualmente la industria representa un 40.6% del PIB, mientras que el sector servicios (en constante expansión aunque todavía en proceso de liberalización) constituye un 56.2% del PIB, dejando al sector primario con un insignificante 3.2%, lo que da muestra del profundo giro experimentado por la economía surcoreana en el último medio siglo.

Relaciones internacionales y seguridad

Corea del Sur es considerada actualmente como una potencia regional de rango medio en Asia, que sin embargo, está ganando peso en las relaciones internacionales en la región del noreste asiático (región hacia la que Corea del Sur concentra casi la totalidad de su labor exterior) como consecuencia de las numerosas iniciativas de cooperación internacional que el país está intentando desplegar en todos los ámbitos (político, económico, medioambiental, etc) lo que le convierte en un actor de primer orden a la hora de mediar en disputas y conflictos entre otros países de la región. Entre estas iniciativas de cooperación y diálogo destacarían las conversaciones a seis partes (Corea del Sur, Corea del Norte, China, Rusia, Japón y Estados Unidos) acerca del programa nuclear norcoreano, la Iniciativa de Cooperación del Noreste Asiático, la Organización para el Desarrollo Energético Coreano, o las reuniones ministeriales tripartitas sobre medioambiente entre China, Japón y Corea del Sur.

Por otro lado, la estrecha alianza del país con Estados Unidos es el otro pilar fundamental sobre el que descansa la política exterior y de seguridad surcoreana, sobre todo en lo referente a sus relaciones con Corea del Norte. No obstante esta relación se ha visto en ocasiones amenazada por los choques con Japón por cuestiones territoriales (cuestión de las islas Dokdo/Takeshima) que han obligado a los norteamericanos a mediar entre sus dos principales aliados en la región.

En lo que se refiere a las relaciones con el vecino del norte, estas han experimentado periodos de cierta distensión, en especial bajo la presidencia de Kim Dae-jung (1998-2003) con otras de conflicto enconado, como el que podemos ver en la actualidad; todo ello en el marco de una estado de guerra que aún se mantiene entre ambas Coreas desde 1953, cuyo fin no parece estar próximo como consecuencia de la voluntad, por parte de ambas Coreas, de unificar la península bajo un solo sistema político y económico.

Finalmente, cabe destacar que Corea del Sur es miembro de pleno derecho de numerosas organizaciones, tanto a nivel internacional (ONU, FMI, OMC, PNUD, Banco Mundial) como a nivel regional (Foro de Cooperación Económica del Asia Pacífico), lo que determina la completa inclusión del país en la sociedad internacional.

SIGUIENTE ARTÍCULO: Conociendo Corea (3/3): Geopolítica y relaciones internacionales

.

Acerca de Adrian Vidales 11 Articles

Nacido en 1990 en Zamora. Licenciado en Ciencias Políticas, especialidad de Estudios Internacionales, por la UCM. Estudiante de Derecho en la UNED. Miembro de ‘Con Copia a Europa’ (CC/Europa). Trabajando como becario en la consultora Atrevia.

2 comentarios en Conociendo Corea (2/3): Corea del Norte y Corea del Sur en la actualidad

  1. Siguiendo los lineamientos del primer capítulo, la constante dificultad de relacionarse entre coreanos del norte y del sur viene de otrora, y un papel siempre importante tuvieron China y Japón, no hay forma de analizar profundamente la situación interna sin tener en cuenta la participación de sus vecinos inmediatos. Ahora bien, ¿qué vislumbro de cara al futuro? La única forma de reunificar, es aceptando que hay dos sistemas para un mismo país (o sea, aceptar el pensamiento chino en cuanto a su manejo para con Taiwán, por ejemplo). Excelente artículo.

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Las 10 cosas que debes conocer de Corea del Norte – Entendiendo a Corea

Si tienes algo que aportar o comentar sobre este artículo no dudes en hacerlo!