La justicia indígena en países andinos

Las-costumbres-indigenas

Cuando nos referimos al derecho indígena, comúnmente conocido como justicia indígena, estamos hablando de las prácticas resultantes de las costumbres de cada comuna, comunidad, pueblo o nacionalidad indígena, a través de las cuales las autoridades legítimamente elegidas por sus miembros regulan diversos ámbitos de las actividades, relaciones sociales y todo tipo de conflictos que se desarrollan dentro de su comunidad.

Captura de pantalla 2013-09-15 a la(s) 20.55.58Las sanciones y los procedimientos irán acorde con la visión de estas comunidades, pueblos y nacionalidades, ya que la vida en comunidad es fundamental para el desarrollo de sus vidas. Las medidas para resarcir los daños se toman en una Asamblea Comunal, es decir, las decisiones no son tomadas por una sola autoridad.

Dentro de la justicia indígena no existe la división de materias, como por ejemplo derecho civil, derecho penal, etc. Se trata de la aplicación de medidas consuetudinarias (leyes basadas en las costumbres del lugar) para la solución de conflictos de distinta naturaleza.

Normas indígenas en la legislación oficial

Desde hace miles de años han existido pueblos y nacionalidades indígenas que han ejercidos sus propias prácticas y costumbres basadas en el derecho consuetudinario. La administración de justicia indígena forma parte de ese derecho teniendo sus propios preceptos, objetivos, fundamentos, características y principios.

Lo único que se busca con este derecho consuetudinario, al igual que con el derecho codificado, es restablecer el orden y la paz social dentro de una comunidad. La propia autoridad indígena es la encargada de cumplir y hacer cumplir las normas dentro de su comunidad. Sus principios fundamentales son:

1.  Ama killa, no ser ocioso.

2.  Ama llulla, no ser mentiroso.

3.  Ama shua, no ser ladrón.

4.  Solidaridad, reciprocidad y colectividad.

INTERESANTE: Ver vídeo: Kalamarka: Ama shua, Ama llulla, Ama killa (Youtube)

Este tipo de justicia no ha nacido de una decisión política legislativa, como ocurren en la democracia, sino que es el reconocimiento de un derecho cuyo titular es un ente colectivo:  el pueblo indígena.

Es a partir de 1990 cuando en los países andinos (Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia) se han ido haciendo reformas constitucionales muy importantes sobre este tema. Casi a finales de la década todos estos países sudamericanos reconocían constitucionalmente en su carta magna que sus estados están conformados por una diversidad de culturas, y por ello se ha de garantizar la pluralidad cultural y el derecho a la identidad cultural de cada comunidad indígena.

niños-indigenasSe puede observar que se han reconocido oficialmente sus idiomas y vestimenta, así como la promoción de su propia cultura y la protección de sus costumbres. Las reformas constitucionales más importantes son las de Ecuador y Perú, de las que hablaremos más adelante.

Además de las reformas constitucionales podemos añadir los Tratados existentes sobre dicha materia y que a su vez están ratificados por estos países andinos, como por ejemplo el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) sobre pueblos indígenas y tribales en países independientes. Otros ejemplos serían la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (ONU 2007), diversas sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la Declaración Universal de los Derechos Humanos (ONU 1948), el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ONU 1966) y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ONU 1966).

Bajo el cumplimiento de estos tratados, todas las constituciones deberán reconocer tres aspectos relevantes del derecho indígena:

1. La normatividad: Al referirse a las normas y a los procedimientos, las costumbres o directamente al derecho consuetudinario. El reconocimiento del derecho incluye no sólo las normas actualmente vigentes de los pueblos indígenas, sino también su potestad normativa específica y su competencia para producir normas a fin de regular su vida social y organizar el orden público interno.

2. La institucionalidad: al reconocer a las diferentes autoridades indígenas.

3. La jurisdicción: al reconocer las funciones jurisdiccionales, de justicia o administración de aplicación de las normas propias.

Se reconoce a los pueblos y las comunidades indígenas la vigencia plena de sistema legal o derecho con sus propias normas, autoridad y procedimientos. Todas las constituciones ponen límites al reconocimiento del derecho consuetudinario en correspondencia con los límites que impone el Convenio 169 de la OIT, referidos a la no vulneración de los derechos fundamentales reconocidos en el sistema jurídico nacional de los derechos humanos aceptados internacionalmente.

Constitución de Ecuador

En el año 1998 en el Artículo 83 de la Constitución de Ecuador se pronuncia que:  “los pueblos indígenas, que se autodefinen como nacionales de raíces ancestrales, y los pueblos negros o afroecuatorianos, forman parte del estado ecuatoriano único e indivisible”. El siguiente Artículo 84 añade que “el Estado reconocerá y garantizará a los pueblos indígenas, de conformidad con esta Constitución y la ley, el respeto al orden público y a los Derechos Humanos, conservar y desarrollar sus formas tradicionales de convivencia y organización social, de generación y ejercicio de la autoridad”.

En el Artículo 191 se faculta  “a las autoridades de los pueblos indígenas ejercer funciones de justicia, aplicando normas y procedimientos propios para la solución de conflictos internos de conformidad con sus costumbres o derechos consuetudinarios, siempre que no sean contrarios a la Constitución y las leyes, la ley hará compatibles aquellas funciones con las del sistema judicial nacional”.

INTERESANTE: Constitución de Ecuador (pdf)

La última década del siglo XX ha estado marcada por las reformas constitucionales que reconocen el derecho consuetudinario indígena. Ahora queda luchar por la elaboración institucional. Las referidas leyes deberán atender a dos demandas, por lo menos:

1. Establecer mecanismos de coordinación o compatibilización entre la jurisdicción especial indígena y el sistema judicial nacional, o entre las funciones de justicia indígenas y los poderes del estado, tal como lo señalan las constituciones reformadas.

2. Establecer procedimientos para solucionar las incompatibilidades que pueden surgir entre el derecho consuetudinario y los derechos humanos, como indica el Convenio 169 de la OIT.

La tarea normativa aún no ha terminado y muchos dirigentes indígenas están luchando para crear tribunales mixtos, fiscalías indígenas, conformado por jueces estatales y miembros de la comunidad o pueblo indígena, a fin de que se permita entender los hechos dentro de su contexto cultural y resolver de acuerdo a la equidad.

Existe un proyecto de reformar el Artículo 171 de la Constitución de Ecuador para facultar que:  “las autoridades de las comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas ejercerán funciones jurisdiccionales, con base en sus tradiciones ancestrales y en su derecho propio, dentro de su ámbito territorial, con garantía de participación de mujeres. El Estado garantizará que las decisiones de las jurisdicciones indígenas sean respetadas por las instituciones y autoridades públicas. Dichas decisiones estarán sujetas al control de constitucionalidad. La ley establecerá los mecanismos de coordinación y cooperación entre la jurisdicción indígena y la jurisdicción ordinaria.”

Constitución de Perú

La Carta Magna del país andino reconoce la existencia legal y la responsabilidad de las comunidades campesinas y nativas (art. 89), sin condicionarla a reconocimiento oficial alguno. El reconocimiento administrativo que se realiza a través de las Direcciones Regionales Agrarias tienen un carácter meramente declarativo, ya que la formalidad indicada para este acto jurídico no es requisito para su validez, únicamente es un medio de prueba de su existencia.

La Constitución de 1993 menciona los derechos que benefician a los pueblos indígenas, entre los cuales destacan que toda persona que tiene derecho a la identidad étnica y cultural de la nación.

INTERESANTE: Constitución Política del Perú

El estado fomenta la educación bilingüe e intercultural, según las características de cada zona, y preserva las diversas manifestaciones culturales y lingüísticas del país. Son idiomas oficiales el castellano y, en las zonas donde predominen, el quechua, aymara y las demás lenguas aborígenes.

Las comunidades nativas tienen existencia legal y son personas jurídicas autónomas en su organización, trabajo comunal y en el uso y la libre disposición de sus tierras, así como en lo económico y administrativo, dentro del marco que la ley establece. Además, estas comunidades pueden ejercer funciones jurisdiccionales dentro del ámbito territorial de conformidad con el derecho consuetudinario, siempre que no violen los derechos fundamentales de las personas.

El acuerdo sobre identidad y derechos de los pueblos indígenas señala que “todos los indígenas han sido particularmente sometidos a niveles de discriminación de hecho, explotación e injusticia por su origen, cultura, lengua y que, como muchos otros sectores de la colectividad nacional, padecen de tratos, y condiciones desiguales e injustas por su condición económica y social”.

Características del derecho indígena

Antes de hablar sobre el derecho indígena como tal debemos conocer un poco más sobre el pluralismo jurídico existente en los países que estamos estudiando. Este pluralismo jurídico permite reconocer la existencia de varios sistemas jurídicos dentro de un mismo espacio geopolítico. En otros términos, se denomina sistema jurídico al sistema de normas, instituciones, autoridades y procedimientos que permiten regular la vida social.

Este pluralismo jurídico está justificado por la existencia de diferentes culturas, cada una con su propia identidad y coherencia para concebir el orden, la seguridad, la igualdad y la justicia. Los principios jurídicos del derecho indígena son, como ya hemos dicho, el ama quilla, el ama llulla y el ama shua.

Cada pueblo cuenta con su propio pensamiento filosófico, que guía la convivencia social de sus miembros, sustentado en el pasado histórico, que determina el presente. Para el conocimiento del pueblo indígena andino, el tiempo es circular, cada período llega a curar lo malo y curar lo enfermo. Así su concepción espiritual cósmica creía en una renovación constante, teniendo como madre la Tierra. Todas estas creencias paganas que pueden parecer de otros tiempos, en realidad siguen influyendo en el derecho de los pueblos indígenas.

El derecho indígena se maneja mediante el mecanismo de oralidad, mediante la transmisión vivencial, de generación en generación. Las normas de derecho indígena aun sobreviven y algunas de ellas han sido combinadas con las normas del derecho liberal, en algunos casos asimilados y reformados.

Sin embargo en algunos preceptos se mantienen intactos a las incontables negaciones, exclusiones y persecuciones. La justicia indígena, por ser histórica, tampoco es estática, se ha ido posibilitando un proceso de adaptación a las nuevas circunstancias y avanza según la realidad histórica social. Algunas normas son inquebrantables, por ser principios plenamente válidos en el pasado, son reconocidos en el presente y serian útiles y aplicables en el futuro.

A pesar del proceso de culturización y transculturización a causa de la migración, muchos pueblos se resisten al cambio y se rigen por la vía de la interculturalidad, donde se articulan muchos elementos, actos o normas del derecho indígena con el derecho positivo, y viceversa por ser algunos coincidentes, compatibles y complementarios.

Sanción y procedimiento en el derecho indígena

Las sanciones se realizan de acuerdo a la falta cometida, es decir, desde consejos impartidos por los mayores, hasta la utilización del látigo y otros elementos. Todas estas normas correctivas buscan el equilibrio social reinante en la comunidad. Es necesario recalcar que en la justicia indígena no existe cárcel, los casos son solucionados en pocos días.

El proceso de juzgamiento es ligero, la oralidad es la norma del proceso, a veces el veredicto es anotado en un acta cuando el infractor se compromete a compensar al ofendido. Todo el proceso se tiene una base de principios generales.

¿Cumple la justicia indígena los Derechos Humanos?

Este tipo de justicia no representa una violación de los Derechos Humanos, pues somete sus procesos judiciales a los acuerdos internacionales actuales. Además se respeta el debido proceso, es decir, se cumplen ciertos pasos básicos antes de determinar si hay o no culpables.

Los miembros de las comunidades reconocen que la justicia indígena tiene algunos errores, sin embargo consideran que es mucho mejor que la justicia ordinaria, ya que los castigos impartidos son un correctivo y no una represión, además es rápida en su proceso y sobre todo es conciliadora.

Se puede decir que los pueblos y nacionalidades indígenas sufren discriminación, ya que carecen de un adecuado acceso a los servicios sociales básicos como la educación, la salud, los programas de educación intercultural bilingüe, etc. Éstos no dan los frutos esperados por la falta de recursos presupuestarios y técnicos.

De la misma forma ocurre en el área de la salud indígena. La mortalidad infantil en los pueblos indígenas y la falta de acceso a servicios de salud en las áreas rurales hace que exista un alto índice de mortalidad en esta comunidad. Es decir, en la cultura indígena se aprecian ciertos problemas sociales, relacionados con la calidad de vida de estas comunidades que prefieren mantener su estilo de vida tradicional. De esta manera, tasas como la mortalidad o el analfabetismo muestran peores resultados en las regiones con más presencia indígena.

drawing

A pesar del reconocimiento constitucional de los derechos de las nacionalidades y pueblos indígenas, hay que afrontar aún grandes retos para su protección y promoción efectiva, pues se ha visto que ha afectado al deterioro de su habitad natural, vulnerando su medioambiente y sus derechos debido a la actividad de minería, petróleo y maderera.

NOTICIA: Perú retrocede en la Ley Indígena para favorecer al sector minero (chirapaq.org)

Todos los pueblos indígenas poseen territorios que el Estado reconoce y en los que garantiza la protección y la preservación del medioambiente, por lo tanto, la comunidad indígena tiene derecho a ser consultada sobre planes y programas de prospección y explotación de recursos que se hallen en sus tierras y que puedan afectarlos a participar de los beneficios de esos proyectos y recibir indemnizaciones en el caso de existir prejuicios.

Mínimos jurídicos que debe cumplir la justicia indígena

Hay ciertas limitaciones que se deben tener en cuenta al momento de resolver el conflicto entre las leyes indígenas y las leyes ordinarias estatales. Estas limitaciones son garantías iguales para todos los seres humanos y que las autoridades indígenas no pueden omitir. Algunas de estas limitaciones o ‘líneas rojas’ que no se pueden traspasar serían el derecho a la vida, derecho a la no tortura, esclavitud y tratos crueles, y derecho a la no agresión física o psicológica.

En el artículo primero de la Declaración de los Derechos Humanos se reconoce que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”. La Declaración defiende que nadie puede ser sometido a las torturas, ni a tratos crueles, inhumanos o degradantes. Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad, libertad de conciencia y pensamiento, práctica libre de su religión, libertad de expresión y de opinión.

Los Derechos Humanos tienen hoy en día la finalidad de ser el fundamento del desarrollo integral de la persona y proporcionar la base sólida de la organización, equilibrio y control social. De esta manera la igualdad y la libertad son los dos conceptos claves de la dignidad humana. Debemos entender que su uso es normativo y no descriptivo.

El reconocimiento de los pueblos indígenas, es fundamental para la construcción de la unidad nacional, basada en el respeto y ejercicio de derechos políticos, culturales, económicos y espirituales de los países andinos, con el objetivo de conservar la armonía la paz y el equilibrio entre los miembros de la comunidad.

Aunque la justicia indígena esta reconocida en Constituciones, Declaraciones, Acuerdos Internacionales, etc., aún queda mucho camino por avanzar para llegar al total reconocimiento de las comunidades indígenas, así como para alcanzar la perfecta integración de todas las comunidades y culturas dentro de un mismo territorio. Pero no es imposible conseguir estos objetivos: es cuestión de trabajar entre todos, recordando siempre aquellos que se dice de “trata a los demás como querrías que te trataran a tí”.

 

Acerca de Carolina García 21 Articles
Tallínn, Estonia. Jurista y Mediadora, estudiante de Ciencias Políticas en la UBU. Actualmente trabajando en el programa europeo SVE para EstYes como mediadora intercultural y preparando oposicones a la UE. Apasionada del Derecho Internacional. Cuento con un máster en la Unión Europea y otro Máster en Mediación y Resolución de Conflictos. Espero poder compartir con todos vosotros artículos interesantes en elordenmundial.com. Twitter: @_Iuris_CGH Email: carolinagarciahervas@gmail.com
Contacto: Twitter

7 comentarios en La justicia indígena en países andinos

  1. Intesante contenido, felicitaciones. Mas, como warmy andina que -tambien- soy, preciso hacer una puntuacion. El Ama killa, no ser ocioso. El Ama llulla, no ser mentiroso. El Ama shua, no ser ladrón. Es un trilogia de campaña politica (años 90) usada por un no indigena, para distraer nuestra real raiz, que devela la impostura con la natura ancestral de paz, transparencia y ocio productivo (creador) de nuestros pueblos originarios. Ejemplo. No conocian la mentira, eran diafanos, lo prueba la facilidad con la que vulneraron su confianza quienes si conocian y mentian como medio para sus fines; engaño usado para conquistarlos y hacerse de sus tesoros de todo orden. Consecuentemente el Ama Llulla es una impostura. Gracias por su consideracion. Eso ocurre hasta ahora…, la utilizacion dl engaño social…

  2. NO A LA JUSTICIA INDIGENA SINONIMO DE IRRACIONALISMO, RACISMO E INTOLETANCIA
    Ese apartheid cultural, social, político, económico y legal que es el multiculturalismo ya empieza a hacer mella en el ordenamiento jurídico colombiano.

    Resulta que la defensa de los derechos de los ciudadanos a manos de la justicia ordinaria, que le arrebata los casos a los decadentes y atrasados sistemas de justicia indígena

  3. la justicia entre comunidades indigenas es muy pesada y diferente puesto que los castigos son exagerados pero eficientes, ya que se logra el cometido, reprender y evitar que ocurra algun suceso dañino en una nueva ocasion.

Si tienes algo que aportar o comentar sobre este artículo no dudes en hacerlo!