La deforestación en la Selva Amazónica

La Selva Amazónica es la selva más grande de la Tierra. Cubre aproximadamente el 40% del territorio sudamericano, extendiéndose por nueve países y siendo el abrigo, los pulmones y el cobijo de gran parte del continente.

Un porcentaje importante del ciclo del carbono, crucial para la supervivencia del planeta y del clima, se produce en la Amazonia, siendo conocida como “Los pulmones de la Tierra”. La gran extensión de esta selva permite que sea una rica fuente de biodiversidad, albergando un cuarto de todas las especies terrestres. A su extensión, hay que añadirle la presencia del segundo río más largo del mundo, el Río Amazonas, con 6.400 km. En su cuenca más de 30 millones de personas viven distribuidas a lo largo de todo su recorrido, en países como Brasil, Bolivia, Perú o Ecuador.

mapa amazonia

La vegetación tropical alrededor del mundo atrapa cerca de 200.000 millones de toneladas de carbono al año. De ellas,  70.000 millones son procesadas por los árboles amazónicos. Así pues, cuanta mayor deforestación, mayor cantidad de carbono se convierte en dióxido de carbono, como consecuencia, menor capacidad de absorción por parte de los árboles, puesto que hay un menor número de árboles, y por tanto mayor dióxido de carbono en la atmósfera del planeta.

Deforestación para satisfacer las necesidades actuales

Hoy en día, la calidad de vida y las necesidades van cambiando y evolucionando a la par que el desarrollo del planeta. Estas necesidades de la población provocan que cada vez se necesite más territorio en el cual poder desarrollar las actividades económicas que sustentan a cada país. En este caso, en Brasil, actividades como la agricultura o la ganadería precisan de más territorio, provocando la tala de árboles de la selva amazónica en muchas de sus zonas.

Pero, ¿qué es lo que ocurre cuando esta tala se convierte en una tala masiva? A la selva amazónica se le denomina “los pulmones de la Tierra” por una razón: la Amazonia juega un papel muy importante en la regulación del dióxido de carbono en la atmósfera, por lo que la deforestación tiene un impacto directo en el cambio climático.

La deforestación de la Amazonia ha aumentado en el último año casi un 100% sólo entre agosto de 2012 y junio de 2013, según los datos del IMAZON (Instituto del Hombre y Medio Ambiente de la Amazonia). En el siguiente gráfico, se puede observar la deforestación en números, desde 1988 hasta 2004, sólo en Brasil:

Captura de pantalla 2013-08-20 a la(s) 19.24.41

Aunque Brasil fue uno de los países que redujo el número de kilómetros cuadrados devastados por la deforestación (de los 29.059 km2 de 1995 a 4.571 km2 en 2012), lo cierto es que el país vive unos años de tensiones políticas y sociales en cuanto a este asunto, debido a la aprobación de una nueva ley que más adelante comentaremos.

Algunas de las causas de la deforestación en la selva Amazónica se deben a:

  • Talado comercial: son muchas las industrias que necesitan madera. Desde las fábricas de muebles hasta otras industrias que necesitan la madera como materia prima. Sin embargo, la industria que mayor cantidad de madera precisa es la industria papelera. Para poder abastecer la necesidad mundial esta industria requiere de la quema de extensiones cada vez más grandes de la selva Amazónica.
  • Cría de Ganado: para la consecución de esta actividad, se requieren grandes extensiones de terreno. Se calcula que para la cría de un buey se requieren dos acres de terreno, o lo que es lo mismo 8.000 m2 de terreno. Concretamente en Brasil, la ganadería es la principal causa de la deforestación. Desde 1990 se duplicó, pasando de los 26 millones a los 57 millones de cabezas de ganado. Consecuencia directa del aumento de la demanda de exportaciones de carne de vacuno.
  • Cultivo: Se estima que menos del 10% del suelo Amazónico es apto para el cultivo, lo que provoca la búsqueda de suelo virgen en el interior de la selva.
  • Construcción de Carreteras: En muchos casos, la construcción de estas carreteras son necesarias, pero su localización no es la más óptima. Desde los años 70 se han construido más de 9.000 millas de carreteras (unos 14.500 km), poniendo en peligro la biodiversidad de la selva Amazónica.
Estas son algunas de las causas que han provocado este aumento de la deforestación de la selva amazónica. Seguramente haya más, pero lo que queda bastante claro es que en todas ellas aparece el ser humano como principal causante.
.
imageAmazonas

Medidas contra la desforestación: la Ley Forestal en Brasil

Como decíamos, el gobierno brasileño aprobó una nueva ley forestal que atiende las demandas de las poderosas empresas de la industria agropecuaria e ignora las alertas ambientalistas y de la comunidad científica. Esta ley flexibiliza instrumentos de protección para regularizar las áreas de haciendas que están fuera de la ley.

Ahora hay que preguntarse: ¿tiene algo que ver el aumento de la deforestación observado en los últimos 12 meses con la aprobación de esta nueva ley? Antes de responder, sepamos algo más sobre la ley en cuestión.

La actual Ley Forestal obliga a los propietarios rurales a preservar intactas áreas selváticas en sus propiedades, así como en otros sitios sensibles, como los terrenos que bordean algunos ríos, solo se contempla un 20% para ser susceptible a la producción. Pero, ¿qué tres reformas se proponen?

  • En primer lugar, se propone una moratoria de cinco años para la eliminación de la cobertura boscosa con fines agrícolas. Tras estos cinco años, el código delega en cada uno de los 27 estados la definición de las áreas de protección legal. Además, hayque añadir que en las explotaciones menores de 400 ha, catalogadas como “pequeñas”, no se contempla compromiso de protección.
  • En segundo lugar, esta reforma introduce cambios en áreas especiales de protección. La reforma propone una reducción de 30 a 15 metros en aquellas áreas ubicadas cerca de los ríos y que son necesarias para proteger los afluentes e impedir que éstos se desborden.
  • Y por último, se establece un periodo de amnistía a productores que deforestaron ilegalmente hasta 2008, a los cuales se les concede un plazo de 20 años para recuperar lo destruido. Debido a esta amnistía, los ecologistas han denunciado que con esta reforma lo único que se conseguirá será el aumento de la deforestación, ya que la ley perdona a quienes ya deforestaron.

NOTICIA: WWF considera que la nueva ley es un ‘golpe mortal’ para el Amazonas (larazon.es)

Como toda ley, esta reforma tiene argumentos a favor y en contra. Lo que no se puede negar es que el gobierno de Brasil se contradice en su discurso medioambiental, principalmente por los compromisos internacionales que asumió en su día para luchar contra el cambio climático.

Hay que recordar que Brasil se comprometió a reducir su ritmo de deforestación en un 80% para el año 2020. Con esta nueva reforma y con los datos publicados por el Instituto del Hombre y Medio Ambiente de la Amazonia, que reflejan cómo la deforestación en la Amazonía va en aumento, Brasil no conseguirá su compromiso. No se puede pretender reducir la deforestación de un país haciendo este tipo de reformas en las leyes forestales.

Quizás no se pueda contentar a todas las partes del debate sobre el medio ambiente y las actividades económicas, pero hay que abogar por unas leyes que intenten favorecer a todos. Y la mejor manera de hacerlo es procurando que se conserve el medio ambiente y se evite la destrucción de la mayor selva mundial, ya que las consecuencias de su destrucción serían desastrosas para todo el planeta.

Amazon deforestationQuemado de hectáreas de selva para extender superficie dedicada a la agricultura y ganadería

 

 

Acerca de El Orden Mundial S.XXI 2 Articles
Somos un grupo de jóvenes analistas especializados en distintas áreas de Relaciones Internacionales. Nuestro objetivo: comprender cómo funciona el mundo.
Contacto: Twitter

13 comentarios en La deforestación en la Selva Amazónica

  1. La naturaleza es ntra Madre, toda sudamerica sufre sus consecuencia con un solo objetivo lo material, el dinero o como quieran denominarlo.. si pudieramos unir nuestras riquezas y compartirla de manera recíproca cada país, diera lo que puede con capacidad ociosa tierras sin cultivar como las hay en argentina por ejm. En el mundo sería casi controlado el hambre,

  2. La Selva amazónica debería considerarse pulmón del mundo y empezar con la reforestación científica. Hoy se necesitan más de un millón de hombres con un tiempo de trabajo de más de 25 años para cumplir este propósito. Además, debemos evitar la construcción de carreteras de penetración y actividades industriales que dañen el ecosistema. El ser humano tiene que cambiar. Urgente.

    • Los bienes de la naturaleza fueron socavados, devastados y quemados por cuestiones comerciales entre los hombres. Nunca esta sociedad de visión occidental trató de integrar la naturaleza virgen a su cultura y vida cotidiana. Yo considero que este territorio debería estar en manos de sus verdaderos hijos, los indigenas, los cuales hacen uso y cuidado de esta por ser la selva parte integral de sus vidas. Claro esto es una utopía dirían muchos, pero la cruda realidad del mundo global – capitalista que estamos incertos todos, hace que en pocos años la selva será historia. Por eso soy un luchador que cree que este sistema hay que cambiarlo de alguna manera. si o si.
      Gracias Federico- Uruguay

  3. La solucion a esta destruccion de nuestra selva mundial que es el amazonas es simplemente hacer cumplir las leyes dados por la unasur y oea y multar a los paises que no cumplen las leyes;estas selvas que son los pulmones del mundo porque hay leyes que nadie cumple en sudamerica por ejemplo en la selva de madre de dios en este año 2017 millones de mineros estan destruyendo la selva amazonica y todos reciben coimas grandiosas haciendose los ciegos a esta destruccion de los pulmones del mundo.

  4. A prepararse porque se viene, el humano no quiso escuchar y ahora hay que pagar las consecuencias. Lamentablemente todos somos culpables y este es el futuro o ustedes creen que la tierra nos va esperar otros 200 años. Teníamos de todo, un basto mar para alimentar al mundo entero, ríos llenos de peces, alimento por doquier, salud y bastante tiempo para conversar y divertirnos con juegos sanos en los inmensos bosques,libres, Nuestros cuerpos eran vigorosos y las mujeres valientes, pero en 1492 cambiamos todo esa maravilla por un estúpido libro. Ahí se acabo todo. América la segunda África. Ya no danzan al son del tambor, ahora corren como orates detrás del cochino dinero.

Si tienes algo que aportar o comentar sobre este artículo no dudes en hacerlo!